jueves, 24 de enero de 2008

Dis(u)eño perfecto

Esta es la primera foto con bicicleta que cuelgo en este blog pero seguro que no será la última. Fotografiar bicis es un vicio al que no siempre logro resistirme. Además me consta que es una debilidad compartida por muchos. Por algo será. Como diseño, el de la bici es insuperable: tan compleja en ese enredo de radios, cables, engranajes y cadenas como para demorarnos en cada uno de sus detalles, y tan simple en sus líneas como para encandilarnos con su aspecto de boceto y su precario equilibrio en dos dimensiones. Últimamente se pone en duda que su invención primera fuera obra de Leonardo. Yo creo que solo un verdadero artista como él podría concebir una mecánica tan eficiente. Pero es que tras la bicicleta están también la infancia, la aventura, el verano, la libertad, el riesgo, la rebeldía…En nuestro imaginario la bici es todavía esa montura siempre presta en el far west de los callejones: sola y apoyada sobre el borde la acera contiene una perenne promesa de escapada. Esta vez, tras apretar el disparador un par de veces me encontré al dueño de la bici esperando pacientemente fuera del encuadre y animándome a continuar. Yo le dije que ya tenía suficiente (me enseñaron de pequeño que la bici de uno ha de ser como la novia, a la que nunca hay que dejar sola, y yo no quería parecer un seductor indiscreto). Me dijo entonces el chaval que a él también le encantaba hacer fotos de bicis, que adonde quiera que iba hacía fotos de bicis. Nos dimos mutuamente las gracias por nada y continuó cada uno su camino, él pedaleando con soltura y yo caminando sobre los pies como un paria de la calle.



2 comentarios:

  1. Gracias por tu visita y tu link.

    Aunque no sea un blog sólo de fotografía, me encantan las que tienes. Saludos.

    ResponderEliminar

Archivo del blog