viernes, 23 de mayo de 2008

Modo manual




En el actual estado de evolución del homo sapiens la perfección de una herramienta se mide no tanto por la eficacia con la que desempeña su función como sobre todo por su grado de automatismo. Un instrumento alcanza la excelencia cuando basta con apretar un botón para que la acción se despliegue ante nuestros ojos, y nos conformamos con que el resultado se ajuste tan solo aproximadamente a lo que de él se espera, con tal de que éste sea casi instantáneo. Si hay algo que nos exaspera es que la pantalla no responda de inmediato a la mordida del ratón, porque sentimos que esos segundos de demora obedecen a una pereza sin duda fingida por la máquina. Y no me negareis el alivio que supone seleccionar un modo programado en el dial de la cámara, y consagrar por entero nuestra inspiración a encuadrar y disparar. Con apenas echar un vistazo a la guía de uso rápido del aparato podemos dejar de ser trabajadores manuales y darle satisfacción a nuestra maltrecha hidalguía. Al fin intelectuales puros, creadores sin mácula.


¿Por qué entonces echo a veces de menos las horas aquellas en el cuarto oscuro entre ácidos y pinzas? ¿Por qué admiramos la destreza del que manipula el escoplo o el pincel, como si estuviéramos ante un número de prestidigitador? Y sobre todo, ¿de dónde vienen los afanes casi compulsivos de los bricomaníacos?


Desde que bajamos de los árboles andamos buscando las raíces. Pero últimamente los vínculos se diluyen en la velocidad o se muestran falsos e impuestos por la mecánica de un sistema que se retroalimenta. Tal vez por aquello de que un polvo nos trajo hasta estos lodos, necesitamos la intermediación de la materia y la ilusión de una transformación externa que sirva como prueba de la propia. Tal vez porque nuestro poder transformador se ha trasladado a las máquinas, nos sentimos menos responsables de su acción, tantas veces devastadora, al tiempo que percibimos el vacío en nuestras manos que buscan la pequeña depredación de la huella sobre el barro. Tal vez como Tomás, necesitamos tocar la herida para sabernos vivos.

22 comentarios:

  1. ¡¡¡Ay!!! Mi Nikon totalmente manual olvidada en el armario.Diafragma ,velocidad,enfoque,palanca de rebobinado...

    ResponderEliminar
  2. Este es el momento en el que la gente que aún vive pegada a la tierra ( y al mar) prepara las herramientas, como estos viejos lobos de mar, preparan sus lanchas para la temporada de verano, única ahora, en la que sus familias les permiten salir a la mar, a por unas sardinas, unas "xardas" o unos calamares, pero ellos se afanan y le dedican el mismo amor o más al cuidado de sus lanchas que cuando lo hacían para mantener las maquinás que les permitian subsistir, quizás porque esta es su manera de subsistir ahora, esperar a que llegue otro verano y poder subirse a la lancha y sentir el viento y el salitre salpicando la cara.
    Has captado un momento de plena dedicación.

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón, pero no sólo para la foto. Estos hombres de tu bella imagen de hoy, cuánto placer en las horas morosas...
    ¿A dónde vamos a este ritmo? ¿Dónde quedan los que no pueden adaptarse a él?

    ResponderEliminar
  4. "Hay manos capaces de fabricar herramientas con las que se hacen máquinas para hacer ordenadores que a su vez diseñan máquinas que hacen herramientas para que las use la mano"

    Siempre es un palacer vistarte. Gracais por los cometnarios que me dejas, me alegran mucho.

    ResponderEliminar
  5. Yo necesito escribir con tinta todos los días. Es casi lo único que hago manual. También las tareas de casa, sobre todo fregar los cacharros.
    Me ayuda a pensar y a sentirme humano.
    Me admira y me gusta muchísimo tu forma de pensar.
    Me gustaría conocerte como humano no como máquina.

    ResponderEliminar
  6. Hola Xuan,
    Tienes mucho preguntas ... muy buena! A veces olvido preguntar!! Tal vez el tiempo "moderno"?
    Me gusta tambien el modo manual ... en mi camera!! yayayayya
    Sabes por que? Me hace feliz o ... mejor ... contento. Como estos hombres!
    Saludos y un feliz fin de semana.
    Ratze

    ResponderEliminar
  7. La verdad que llevas toda la razón, creo que nos entusiasma ver que hay personas que aun son capaces de hacer las cosas, perfectas, sin tener que apretar un boton, como tu dices, y nos encantaria ser asi, no disponer de maquinas, de su energia, y tener el conocimiento necesario para ello. Fabulosa escena.

    ResponderEliminar
  8. Fantastica composición de texto e imagen. Quien pudiera detener el tiempo y ver la vida desde oto punto de vista lento y pausado ....

    ResponderEliminar
  9. Me resulta admirable tanto tu mirada de las cosas, que se hace evidente en las imágenes, así como también tus textos... resulta imposible no reflexionar, independiente si se esté de acuerdo o no... aunque la gran mayoría de las veces leo muchísima verdad y acierto en tus escritos...felicitarte por ello.

    Dejo mis saludos.

    Un fortísimo Abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Si supieras que al pinchar con el ratón en "comentarios" se me colgó el pc, y efectivamente tal como cuentas eso casi me llevó al borde mismo de la apoplegía, en fin, no veo nada malo en la tecnología, "Abril" lo definió perfectamente y yo suscribo sus palabras enteramente. Tb estoy de acuerdo con riobó, me gustan tus maneras y formas de pensar.
    la foto como siempre no solo es preciosa en sí misma sino en lo que nos transmite. me gustó mucho.

    ResponderEliminar
  11. Modo artesanal diría yo, solo unos pocos son los privilegiados de poseer el don de la creación, gracias a alguno de ellos puedes leer esta palabras sin pena ni gloria.
    La foto me encanta la encuentro muy ilustrativa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Has logrado que vuelva a recordar despues de mucho tiempo mi primera máquina de escribir jajaja uffff ya no me acordaba pero después de leerte he podido incluso volver a "golpearla"( en ocasiones era necesario emplear toda la fuerza para que la tinta se impregnase en el papel).
    Por cierto lo tuyo con los barcos es algo parecido a lo mio con Neruda no??
    besitos.

    ResponderEliminar
  13. jocnature.canalblog.com25 de mayo de 2008, 17:44

    Toujours des cadrages formidables, avec une grande finesse sur le choix du sujet !
    l'image est très parlante, bravo !

    ResponderEliminar
  14. Yo nunca h ehecho trabajos en laboratorio , pero me gustaria haber aprendido, seguro que hoy en el laboratorio de la pantalla tendría las cosas mas claras qeu lo que las tengo
    la foto auténtica, con fuerza tal ual
    saludos brujos

    ResponderEliminar
  15. Estaría bien rescatar de entre las buenas fotos las mejores, osea las escogidas de entree las escogidas y pasarlas a papel para verlas o contemplarlas mientras tomamos una cerveza...

    ResponderEliminar
  16. Alguno empezamos desde otro nivel, desde otra experiencia, vemos muy lejos el laboratorio, ese olor y sentimientos que comentas.

    Pero nunca es tarde....

    ResponderEliminar
  17. ¡cómo me gusta eso de que desde que bajamos de los árboles buscamos las raices... pura poesía, amigu, como la foto...

    ResponderEliminar
  18. Buen trabajo, tanto el tuyo como el que realiza de forma artesanal el hombre.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  19. Lo peor es que tanta tecnología nos impide compartir, aunque por otro lado en unos segundos me permite estar en esta conversación y enviarte un abrazo Xuanrata

    ResponderEliminar
  20. This is a very thoughtful piece of writing and a thoughtful image to accompany it. Sometimes the simplest tools are the best. The only tools that really matters in photography are the eye and the heart of the artist.

    ResponderEliminar
  21. I like the expressions you captured here.

    ResponderEliminar

Archivo del blog