viernes, 30 de mayo de 2008

Más allá de la estética

Tras las dunas de la playa de Xagó.


Leo ayer en El País unas declaraciones del cardenal Carlos Amigo, arzobispo de Sevilla, quien preguntado acerca de las incontinencias del señor Jiménez Losantos y de la ética periodística en general, manifestó, reprimiendo discretamente a su díscolo empleado: “si no podemos ser éticos, seamos al menos estéticos”. Semejante arrebato místico de sinceridad no es frecuente, ni siquiera cuando se trata de un prelado preclaro, como en este caso.
Curiosamente, en un artículo publicado el mismo día en El Periódico, el escritor y profesor Félix de Azúa, decía, a propósito de la proverbial buena educación de los suizos, lo siguiente: “dado que nos van a matar de todos modos, el ciudadano solo puede exigir que por lo menos los criminales sean educados y gentiles”. El hecho de que dos personas tan dispares y que hablan desde puntos de vista tan opuestos lleguen a la misma y preocupante conclusión es lo más preocupante de todo. Ambos expresan resignación, no sé si cristiana en un caso, no sé si filosófica en el otro, pero movidos por sentimientos e intereses bien distintos. Dando por descontado que la ética no puede ser y además es imposible, para Azúa la estética, las formas (las buenas, se entiende) se convierten en el último reducto de civilidad desde el que protegerse de la barbarie, un embrión en el que depositar tal vez las maltrechas esperanzas. Para Amigo, en cambio, la estética es el digno parapeto, la tapadera de los negocios terrenales, demasiado turbios para ser expuestos sin que ofendan a los olfatos educados. Por decirlo pronto y mal: para el profesor, detrás del fondo aún queda la forma, y para el clérigo, la forma ha de estar siempre delante del fondo.
Visto así parece que la actitud ante la estética es finalmente un asunto de la ética, de la que, para desgracia de uno y para consuelo del otro, no hay manera de librarse.
Al tipo de la foto, en cambio, que no debe de ser catedrático ni cura, no parecen preocuparle ni el fondo ni su estética: solo que el sol caliente, hasta que el escenario se derrumbe.

24 comentarios:

  1. Xuan¡¡¡ jajaja,que buena, donde encontraste semejante escenario???
    No dejas de sorprenderme (para bien)
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. mientras la ética disfrazada de estética discute con la estética vestida de ética y se esconden entre bambalinas,la mejor escena posible es tumbarse al sol y cargarse de energia

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. sensacional la foto y q el tipo pase de todo, ES GENIAL!!

    ResponderEliminar
  5. Tiempos bárbaros. Inútil luchar.
    Tal vez esperar al final tomando el sol y protegido del viento por los restos de un tiempo que nunca volverá.

    ResponderEliminar
  6. Decia el sabio que la "educacion" es lo unico que nos queda cuando todo lo "aprendido" se olvida y en mi modesta opinion tenia mas razon que un santo. el concepto de "estetica" lo tengo claro pero ¿que es la "etica"? pq cada cual tiene la suya, existe una etica cristiana, tb una agnostica, la que siguen los ateos o quienes se proclaman laicos, otras tantas como religiones en el mundo, ¿es la etica un sustituto de éstas como la sacarina lo es del azucar? es decir mas o menos lo mismo pero no exactamente igual. En cualquier caso nada que parezca preocupar en exceso al ciudadano de la tumbona. por cierto que bien titulas tus imagenes y aqui viene la duda de siempre...uno hace la foto y titula o se le ocurre un titulo en casa y sale a buscar una foto que se le acomode?. bueno no me prestes demasiada atención compañero ah y por ciero hablando de situaciones curiosas como las que escribes, conoceras la anecdota de la cena en que Cela estaba sentado a una mesa junto a una bella e importante señora cuando a éste se le escapa una ventosidad y mas ancho que largo se dirige a la dama y le dice "no se preocupe señora, diremos que fui yo" jeje caballerosidad ante todo, en fin. saludos y felicidades

    ResponderEliminar
  7. Que contraste!

    Me encanta esta foto

    ResponderEliminar
  8. "est etica", las letras son caprichosas y jueguetonas, se mezclan y procrean con descarada promiscuidad. Veremos, amigu, donde está la ética y la estética de la juez, de los medios, de los curas y políticos. Mientras tanto mejor aprovechar los escasos rayos de sol como el señor de tu oportuna foto...

    felicidades por el premio...

    ResponderEliminar
  9. El efecto acid y la aparente descompensacion son maestras, me encantó
    saludos brujos

    PD: no fui a la capadocia pero adquirí los derechos de la foto, ains
    iré,
    saludos brujos

    ResponderEliminar
  10. Con tu blog me pasa algo inquietante, siempre me queda la duda sobre qué me gusta más: tus fotos o tus textos; por eso siempre vuelvo pero me sigo quedando con la duda...
    Sigue escribiendo con la cámara y mirando con las teclas.

    Un beso caraqueño,

    ResponderEliminar
  11. Elegante escenario para tomar el sol, yo no seria capaz de ignorar al mundo como lo hace el personaje de la foto, pero le envidio.

    ResponderEliminar
  12. Un escenario con una estética única sin duda, impactamtes los lugares que se busca la gente para tostarse sin ningún tipo de pudor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Chapeau...!!! Un otra muy buena foto y tambien una foto de me gusta, total!! Genial.
    ya, ya, ya ... la estética ...
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. El que tiene una alfombrilla por si te encuentra1 de junio de 2008, 16:18

    Después de leer parece que no me quedan dudas sobre el conocimiento que del tema tiene el protagonista de la foto. Basta verla para saber lo que opina el paisano. Justo lo mismo que yo.
    La foto...una cosa es encontrarte esta escena y otra muy distinta es captarla a la perfección, como tu haces.
    Salam.

    ResponderEliminar
  15. El tipo de la foto me ha recordado a "ande yo caliente y riase la gente". Bonito blog. Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Me temo que me sale rollazo cualquier tipo de interpretación sobre este tema. Que la imagen es lo fundamental, que la fachada es lo que cuenta, que el continente es lo que pinta... Bien, el problema no es sólo que hayamos convertido la estética en el valor primordial de la ética de nuestro tiempo, sino también el concepto de belleza que manejamos. Yo creo que en nuestra sociedad la concepción que tenemos de la belleza es un tanto pobre: es repetitiva, superficial, comercial, burda, en manos de los medios de comunicación, de las modas, del marketing... Por eso, ole por el paisano, porque le importan tres pitos los convencionalismos estéticos al uso.
    Y ole por Xuan, que nos ha hecho pensar con esta buena foto y este buen texto.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Iba a darte la razón en todo lo que dices, pero aun estoy conmocionado por esta imagen: tan buena, tan gráfica y tan definitoria. No le falta de nada al decorado. Bueno, sí: buen gusto. Aunque hasta de eso se hace arte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Me ha encantado esta imagen, realmente está estupenda, muy gráfica y decir además que me encantaron esos tonos rojizos en contraste con aquellos entre verde y azul...no lo sé, pero de la imagen sus tonos es lo que me encantó, o el contraste entre ellos. Gran fotografía.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Eso es estar atento a las imágenes que nos rodean, momentos así hay que saber cazarlos. El mutismo, el dejar los brazos caido o reposando son lo más sencillo pero no lo que más alegrias nos trae

    ResponderEliminar
  20. Que bien te expresas!!

    El de la foto creo que es Julio Iglesias de incognito.

    Besos eticoesteticos.

    ResponderEliminar
  21. muy buena foto y muy divertida, jajaj, saludos, hasta pronto

    ResponderEliminar
  22. This is a very strong image. I like everything about it.

    ResponderEliminar
  23. Esta imagen es buenísima, lo digo de verdad. Al verla me ha gustado, esos tonos que tiene y la visión en sí que ofrece, pero aún me ha gustado más con el discurso que la acompaña. Es difícil encontrar hoy día reflexiones de este tipo con tanta coherencia y mensaje, clara pero a la vez abierta a la reflexión...

    Saludos.

    ResponderEliminar

Archivo del blog