miércoles, 4 de junio de 2008

Superficie refractaria

Decidí seguir el sabio consejo que Pedro Ojeda me dejó en mi anterior entrada y abandoné la esquina de las utopías clausuradas para acodarme en la baranda luminosa y contemplar largamente el mar. Pero las cosas no siempre son tan fáciles. Desde el muro lo primero que detecté fue, de nuevo, una falta de correspondencia entre lo que es y lo que debería ser: allí donde la balaustrada discurría recta y uniforme hacia la arena, hundiéndose en ella como un estoque, su sombra proyectada decidía desmarcarse de su obligación y alterar la trayectoria forzando un ángulo leve pero absurdo. ¿Quién me estaba mintiendo esta vez? ¿la barandilla, su sombra, un rayo díscolo de sol, mi propia percepción alucinada? Pensando pensando, pensé que del mismo modo que la refracción de la luz quiebra la cucharilla dentro del vaso de agua, tal vez existiera también un fenómeno de refracción de la sombra capaz de romper la barandilla hundida en ese cuenco de arena que es la playa. Vamos, una especie de refracción freudiana que devolvería el reverso de la luz rebotado del subsuelo. A continuación me fue imposible evitar la ensoñación de otra playa, otro mar y otra ciudad cabeza abajo, ramificándose a partir del esqueje de esa barandilla.
Me fui de allí un poco confuso pero al mismo tiempo convencido de que todo aquello no tenía el más mínimo sentido. Aunque no logro apartar la idea de que algo en común han de tener ambas refracciones, del mismo modo que hay verdades y mentiras que se alternan con solo atravesar una frontera cualquiera.
Y a todo esto, entre una cosa y otra, abandoné la barandilla sin haber visto tan siquiera si el mar seguía donde debía.

22 comentarios:

  1. ¡Va a ser que el mito de la caverna es verdad! Siempre sorprendiendome. Besos

    ResponderEliminar
  2. En efecto, las cosas no son nada fáciles. Y, a veces, el mar está donde siempre y, por eso, nos sorprende.

    ResponderEliminar
  3. Deberias haber cavado en la arena en busca de ese mundo paralelo y cabeza abajo ¿Sabes lo que ganariamos si firmaramos un pacto con ellos. Quizá todo tuviese mas sentido.Nos complementariamos o quizá entrariamos en guerra civil pensando los dos que somos el mundo verdadero. Mejor no caves Xuan.
    Por otro lado te dire que la gran mayoria de las barandillas suelen tener muy mala sombra.

    ResponderEliminar
  4. Isso é bom , quer dizer que vc não se entregou à tristeza!

    ResponderEliminar
  5. Qué preciosidad de foto, me encanta ver q el mar acaba de dejar su huella y ver la arena tan esponjada...
    El reflejo en la rampa también ha quedado sensacional.
    Enhorabuena una vez más

    ResponderEliminar
  6. Seguro que con unos cálculos y medidas de la pendiente explicamos esa reflacción sin problemas. Pero a mí me gusta más dejarlo así, con aire misterioso, como las huellas de atrás, tan alineadas como llamativas...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. A mí me gustó la esquina de las Uutopías pero he de reconocer que con esta me has conquistado y no hago mas que pensar donde me llevarán esas huellas...
    besitos

    ResponderEliminar
  8. Bueno. Muy bien. Esto me gusta. La reflexión, con refracción y todo, muy fina y refinada. Casi parece química; o mejor, bioquímica. O será mas bien geometría? Bueno, da igual. El caso es que me gusta.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Olhar para o mar é, quase sempre, factor de reflexão e filosofia.

    ResponderEliminar
  10. Fantástic xuan me encanta, la luz aun siendo muy leve es como envolvente, no se tienen algo.
    Me encanta, un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Preciosas! la imagen, tu reflexion, la refraccion, las sombras, la arena, la rampa! Que placer es el pasear por tu blog. Una pena que pueda hacerlo siempre con la asiduidad que me gustaria... ando entre viajes, visitas y fiestas que no me queda un momento para disfrutar de estos paseos por tu blog.

    Todo un gusto!!!!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Es un extraordinario escrito... admiro tanto aquella capacidad de reflexión y más aún, hacerla escrito... además de acompañarla de fotografías tan hermosas como esta... todo un arte.

    Sip... sea quizá la razón del frío (además del otoño, que trae lo suyo), pero también la poca carne que acompaña a los huesos... pero en fin, como sea, me he decidido en comprar un guatero... algo es algo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. La imagen y la reflexión muy buenas e interesantes, pero el blog en general lo es, siempre lo ha sido; para mi es como el cuaderno de un maestro que siempre que lo abres hay algo que interesa y que aprender. Gracias.

    ResponderEliminar
  14. yo siempre apuesto por los motivos y las formas orgánicas, en cambio en esta ocasion me quedo con tu geometria, la que dirige la foto, me gusta , las sombras inquieetantes en esta ocasion no lo son, es chula
    Saludos brujos¡¡


    PD por cierto es ese el nombre de la peli ¿Smoke? de Harvey Keytel
    es por el ultimo coment en fotos brujas, yo recuerdo la peli y la escena pero no el titulo ni nada
    saludos brujos

    ResponderEliminar
  15. Nuevo motivo para la meditación, la sombra se comporta como el agua y origina refracción en la luz.
    La imágen se proyecta o surge de la oscuridad, de la caja oscura, todo sombra; así pues lo que vemos es la refracción de la luz.
    Dichosas huellas cual hormigas que cruzan sin plantearse estos dilemas, aunque sus huellas son pura sombra, refracción.

    ResponderEliminar
  16. Beautiful lines and shadows. The footprints are perfect.

    ResponderEliminar
  17. Me ENCANTA la foto, wow! Muy, muy buena ... y con tus refexiónes ... eso se llame arte!
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. jocnature.canalblog.com8 de junio de 2008, 21:33

    Etonnante cette perspective mais tellement belle, avec un indice de présence très forte !

    ResponderEliminar
  19. cette composition et ce noir et blanc sont de toute beauté, bravo !

    ResponderEliminar
  20. Me encantsa est aimagen de sombras.
    te felicito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Archivo del blog