martes, 7 de octubre de 2008

Octubre

Gijón

Llega un día en que la lluvia te sorprende con zapatos de verano. Tú evitas los charcos, procuras prestar toda la atención y no pisar allí donde las luces de los coches y los edificios se reflejan. Pero no sabes, o no recuerdas, que la suela de tus zapatos está surcada por una costura que recorre su contorno. A través de las mínimas puntadas de esa costura la humedad va penetrando en el interior desde el asfalto y las aceras. Traspasada la piel de nylon del calcetín, tus pies no tardan en convertirse en esponjas y los dedos, como si ya no fueran del todo tuyos, se retuercen, se separan y se encogen con una vida propia, recién descubierta. La humedad ya es una marea que trepa la piel clara de tus mocasines en forma de mancha que empieza en la puntera y va invadiendo el empeine cuando tú no miras. Aunque sabes que nadie te ve, porque van demasiado ocupados tratando de convencer a sus paraguas para que se abran o se cierren según la coyuntura, no te atreves a sacarte los zapatos. Observas preocupado cómo el fondo de los pantalones se oscurece, cómo adquiere la misma densidad de las nubes que acuden desde el oeste y se acomodan sobre el tétrix del horizonte. Pronto sientes una mano líquida que no se conforma con tomarle la medida a los tobillos. Piensas entonces que, a pesar de la que está cayendo, lo único que ocurre hoy es que está lloviendo al revés. Y con ese pensamiento cierras, por inútil, el paraguas, y con ambas manos liberadas abres la cremallera de la bolsa y extraes la cámara.

(Nota técnica: La foto no es un HDR, aunque para el caso...)

30 comentarios:

  1. Me gusta este cuadro de luz tenebrista, húmedad y bochorno ilustrando la peripecia de unos pies mojados, con lo desagradable que eso resulta, por lo menos para mí.

    ResponderEliminar
  2. En efecto: de pronto, es octubre y los barcos se alinean a la espera del buen tiempo. Encogidos, entre agua y cielo.

    ResponderEliminar
  3. hay que ver, !cómo aprovechaste los reflejos ese día!. La lluvia te inspira.
    Esta foto me gusta aún más que las anteriores.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Y parecía que nunca iba a llegar ese primer día de lluvia. Pero llegó. Y con él vinieron las nubes y los reflejos. Bonita foto.

    ResponderEliminar
  5. Es perfecta Xuan,cuando la he visto me ha impactado, de veras es una foto envidiable.
    No le falta detalle, las nubes tormentosas, los reflejos, el tono ,el.....todo en si. Parece el lienzo de un pintor famoso.
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  6. mientras te llueve del suelo al cielo me he quedado ensimismada en los palos, parece una lluvia de mástiles y cuerdas que se conjuga con el contraste del reflejo del agua y el cielo encapotado. Preciosa fotografía, Xuan.

    ResponderEliminar
  7. Bufff pues acá ya llovió mucho todo el mes de Septiembre y yo sigo aún caminando con sandalias.

    ResponderEliminar
  8. Siempre acaba demasiado pronto el verano.
    Preciosa foto en cuanto a la composición y el contraste.
    El reflejo de los barcos en el agua, precioso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. ME gusta y el alto contraste y tonos y lo sniveles del cielo, hacen qeu parezca un HDR o tone maping de esos, pero como anuncias que no lo es mayor mérito
    saludo sbrujoc:

    Cierto (el ultimo montaje de fotosbrujas no termina de convencerme, pero solo están añadidos los escorpiones, el resto estaba, hay una entrada mira--> http://www.fotosbrujas.com/2007/04/l-desconfianza-se-enmarca-en-sombras-de.html)

    ResponderEliminar
  10. LA humedad descrita con tus palabras se sale de la pantalla con esta sublime imagen.

    Es curioso cómo todos los veleros están de espaldas, como si no quisieran salir en la foto sin acicalarse ;-)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Qué bonita y qué cielo tan espectacular.
    Preciosisima
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. ¿Te podrás creer que, leyéndote, se me han congelado los pies?

    ResponderEliminar
  13. Gran composición. Esa simetría de los mástiles con su reflejo en el agua es de impresión. Y el cielo.... para foto.

    ResponderEliminar
  14. Habrá que hacerse a la idea.
    Demuestra mucha ternura que sea a través de la costura de tus zapatos por donde la tierra, ese paciente maestro, madre, nos haga ver que el verano es ya agua pasada.
    Acabo de soltar al perro.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  15. que maravilla y que buen trabajo... aunque la lluvia caiga al reves.

    saludos

    ResponderEliminar
  16. Hola Xuan, muy bella la fotografía , el encuadre , los reflejos y las nubes cargadas de humedad.

    Te dejo mis saludos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Bella foto, cual oleo.
    Descrito con primor e intachable, la aventura de convertirnos en humedad de abajo arriba.
    De lo mejor.

    ResponderEliminar
  18. La foto es muy buena, adoro estos días grises y si encima es frente al mar creo que son más perfectos. Sobre tus pantalones húmedos, creo que me hubiera gustado ver la foto también; aunque lo describes a la perfección, que he llegado a mirar los míos para asegurarme de que el agua no trepaba por ellos; a lo mejor encontraba en esa foto algún motivo para poder tocarte a ti las narices un poco.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. la foto es preciosa con un aire a cierta melancolia pero el texto es fantástico con ese aire casi cinematográfico con que narras tus aventuras. Anoche llegué a casa en medio de una rotura de cañerías en el cielo y como es natural me puse de aquella manera que relatas. En esos casos uno no sabe si echarse a correr o caminar con paso firme pero tranquilo porque recuerda la cuestión de si te mojaras más ó menos si te pones a correr, en la duda estaba cuando arreció la lluvia y ya sin pensarmelo dos veces y mirando al suelo para no meter los pies en las profundidades de los charcos eché a correr como alma que lleva el diablo.

    ResponderEliminar
  20. pilar crespo garcia9 de octubre de 2008, 13:23

    así fué mientras tecleaba desde este lugar vallecano,aparece esta imagen del puerto de Gijón,estoy en casa,bajo mis pies el asfalto mojado,el mismo gris azulado platino de las nubes que juguetean en el aire,el airehúmedo de agua,somnoliento,alentando el paso presuroso de los pies recien estrenados para mirarte,voy tras la huella que dejaste antes de ayer y que ahora borrada por la lluvia se desliza en forma de agua a través de mis párpados

    ResponderEliminar
  21. Una foto fantástica, ya llegó octubre y las lluvias. Se fue el sol. Has hecho una bonita reflexión.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  22. La lluvia al revés. Me gusta. En la vida nunca está del todo claro cuál es el revés. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  23. Los días grises. Me gustan, me hacen sonreír. Si llueve, mucho mejor. Y si las nubes son como las que se ven en tu imagen, la felicidad es completa.
    Una gran imagen acompañada de una reflexión especial.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Excelente toma unos cielos que nos hacen olvidarnos ya del todo del verano, las embarcaciones amarradas,...
    Muy buenos reflejos que completan la composicion Saludos

    ResponderEliminar
  25. Si me encontrara esta foto en el moseo del Louvre no me extrañaría. Es un lienzo pictórico impresionante. Otra vez, enhorabuena. Besos!

    ResponderEliminar
  26. Si, ya tenemos otoño. No se, como es el tiempo en tu tierra, pero aqui hay lluvia, girs ... terrible.
    Buena foto, me gustan el contraste
    Saludos

    ResponderEliminar
  27. Bueno, el comentario deberia hacertelo en la ultima entrada, parece que es lo logico, normalmente antes de comentar suelo mirar como tambien es normal, en este caso como no conocia tu trabajo pues le di un repaso al blog y escogi esta foto de Gijon para saludarte. Como ya dije, hasta ahora no conocia tu blog y eso me daba un poquito de verguenza, es entonces que te lo dejo aqui escondidito y que nadie sepa que aun sabiendo de tu existencia no habia visitado tan magnifica pagina. Y es que tenemos coincidido en comentarios en otros blogs pero... la pereza, la dejadez, el "un poco mas tarde" y claro, el consiguiente olvido. Mil perdones pues por tan fatal olvido y aqui tienes una admiradora mas de este estupendo rincon.

    Un afectuoso saludo.
    Merce.

    ResponderEliminar

Archivo del blog