jueves, 29 de enero de 2009

Fuerza centrífuga

Playa de Bañugues - Asturias

Cuando está no es del todo él, y solo es él cuando no está del todo. Parece un acertijo pero en realidad es algo muy simple. Únicamente hay dos métodos para lograr que Nicolás esté en un sentido estricto, es decir, en un mismo sitio, quieto y a lo que hay que estar. Uno de los métodos es la coerción (suele bastar una orden paterna dicha al volumen adecuado) pero entonces ya no es él sino el que él cree que yo espero que sea. Si hablamos por ejemplo de hacerle una foto, desplegará las expresiones faciales más falsamente modélicas. El otro método es la fascinación, que se produce casi siempre de la mano de un libro, una peli o un videojuego, pero en estos casos tampoco está ya siendo él sino un personaje que poco tiene que ver con su persona. Si hablamos por ejemplo de hacerle una foto, estará tan ausente que ni siquiera oirá mis requerimientos. Salvando estas dos situaciones, la obligada y la fascinada, el resto del tiempo Nicolás está siempre dejando de estar, abandonando toda posición de reposo, buscando un punto de equilibrio imposible. Y si hablamos por ejemplo de hacerle una foto, ese estado de transición permanente solo es posible captarlo como trayectoria y al borde mismo del desencuadre. Diréis que todo esto no es más que una mala disculpa por no haber sido capaz de anticiparme. Y tal vez tengáis razón. Esa es la clave: anticiparse. Pero ¿hacia dónde?

27 comentarios:

  1. Miles de años resumidos en una pregunta. A lo mejor es porque esperas que él espere lo que tú esperas. Anticípate hacia donde sea, quizá, en uno de esos intentos, logres encuadrarle, quizá no. Pero ¿valdrá la pena? Qué inseguridad, ¿verdad?

    Un saludo.

    Óliver

    ResponderEliminar
  2. Tá bien así, hay fotos desenfocaes muy guapes, aunque el esté en el borde queda bien, parece que vaya a salir de la foto.

    ResponderEliminar
  3. Con los críos nunca se sabe, ni siquiera anticiparse es una garantía de que todo salga bien. Yo creo que es más bien una cuestión de suerte,estar en el lugar justo en el momento oportuno.
    Sigue intentándolo!!

    ResponderEliminar
  4. Una excelente foto!

    Para mi, dentro de lo que yo llamo "instantaneas". y tu bien sabes de esto con tu calendario de instantes. Instantaneas donde hay que usar todo el conocimiento como un reflejo...

    Según cuentas este es Nicolás, el auténtico, el que es "trayectoria al borde mismo del desencuadre", como es la infancia...

    Eres un gran fotografo que has capturado lo esencial!

    Me encantó tu post!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. ¡Pues a correr! como el espirítu libre que es y los demás a intentar alcanzarle. Tarea de padres.

    ResponderEliminar
  6. como esta hay a montones en las papeleras, sólo tu y tu criterio la ha traido hasta aquí, el critierio del que sabe estar y observar, una foto que se mueve, que a punto esta de salir del margen, es ahí donde los niños quieren estar, en su propio mundo, a los cinco años ya tienen su primera emancipación, sus primeras reveldias, incluso criterio propio, el mio tiene ya 18, pero esta es otra historia, de nuevo una foto con unos matices increibles, saludos

    ResponderEliminar
  7. Creo que has inmortalizado la esencia de la infancia.
    Bravo,Xuan!!!!!

    ResponderEliminar
  8. El texto retrata el alma. La foto la persigue. Magníficos ambos, magníficos.

    ResponderEliminar
  9. Xuan, para que quieres una foto familiar convencional más, en la playa, pudiendo tener un retrato genuino del movimiento con un precioso cielo rojizo dándole una bellísima profundidad! No hacía falta anticiparse, la fuerza... no centrífuga sinó del destino, fué generosa contigo en ese momento.

    ResponderEliminar
  10. Accion ene el primer plano e iluminacion y nitidez en lso personasjes del fondo me parece un buen trabajo, una foto con profundidad, estupendo retrato familiar
    saludo sbrujos

    ResponderEliminar
  11. Hola!
    una fotografia !!fantastica!!
    salut

    ResponderEliminar
  12. Efectivamente es la clave, así son los críos, así recuerdo yo mi infancia y las trastadas junto a mis amigos ....
    Ahora, sinceramente creo que la fotografía esta logradísima y que el chaval casi se salga del cuadro por la izquierda, eso es perfecto. Buen color y buena composición.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Tiene mucho movimiento la foto, parece q Nicolás quiere salir de ella....
    Efectivamente cuán difícil es fotografiar a los niños y a la vez q bien salen con esa naturalidad q tienen de la q carecemos los adultos!!
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  14. Gracias por tus comentarios amigo Juan, leyendo el texto que acompaña a tu foto (magnifica, me gusta porque hay de todo -el cielo y su color es maravilloso- hay mvimineto y ademas has conseguido darle un efecto casí tridimensional) me recuerda a mi hijo pequeño... ve un cámara y se convierte en un mar de caras y de sonrisas)

    Sobre el deporte mi mujer tiene un blog... http://no--sport.blogspot.com/

    Te puede resultar cuerioso.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Como bien dice alguién por ahí, fotos como estas ahi papeleras llenas. Es difícil coger una escena cotidiana como está y convertirla en una gran instantánea y acompañándola nada más y nada menos que con una gran reflexión sobre la vida. En cuanto a la reflexión, ¿anticiparse no es tán malo como llegar tarde? Creo que el camino del medio, el momento justo, es el más equilibrado. Saludos Xuan.

    ResponderEliminar
  16. Olvidais algo, no se trata de ser o no natural, es decir, de ser o no uno mismo, también el modelo cuenta, y no me refiero a si es algo ó bajo, guapo o feo, por definición son todos perfectos, al menos para nosotros, me refiero más bien a si están dispuestos a dejarse retratar o no, no es solo anticipación, a los que como a mí, os haya tocado en gracia descendencia con un afán de no dejarte hacer eso que te gusta pero sobre su imagen, pues a jod...se, ;-)

    A mí me gusta mucho una cosa de la toma, es esa congelación que proporciona movimiento, pero también la postura de Nicolás, es evidente que a la fuga, pero con la sensación de ir cuesta arriba, tal vez levantaste un poco esa parte de la playa para que en su desesperada huída no llegase a salir del plano y te permitiese registralo tal cual, estando y siendo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. pues creo que la foto con ese desencuadre tiene más personalidad, de otro modo sería una foto bonita y así es una foto con vida propia... con movimiento.

    bicos,

    ResponderEliminar
  18. El oficio de padre de hoy en día es muy complicado,ni nosotros nos comportamos como nuestros padres ni nuestros hijos se comportan como nosotros cuando eramos niños.
    Es difícil poder controlar o apaciguar tanta energía...Xuan.

    ResponderEliminar
  19. Sea o no disculpa... a mi me gusta que sea así, y si dejas que sea él, y salga como salga? no será así como encuentre el pie que le de el equilibrio? No será el... Él de verdad? Al fin y al cabo, cada vez me gusta más el que es valiente para ser él, con sus singularidades y particularidades, porque es autentico, y en estos días en que lo autentico desaparece... me gusta cuando lo encuentro.

    Ya te dará la clave... cuando la tenga, para que te anticipes, o para sorprenderderte, y te admirarás por lo que siendo él, y a pesar o gracias, a todos sus movimientos es capaz de crear, y ser.

    Un besazo, y me gusta que ese espiritu, que se está creando y haciendo salga tal cual... móvil!

    ResponderEliminar
  20. sin ese movimiento la foto sería otra, probablemente de las que llenan papeleras pero ésta es en sí misma magnifica y ademas el tratamiento la ha convertido en puro arte.

    ademas de todo eso, una vez que he leido lo que escribiste la veo con otros ojos. me encanta saber, conocer que hay detras de cada foto, que intención, que tiempos, que modo de proceder y tú lo explicaste muy bien, tal vez por eso no se que es lo que hace la foto aun mas grande si Nicolás o todo lo que nos cuentas. Seguramente no estes de acuerdo pero para mí es de tus mejores fotos.

    ResponderEliminar
  21. Cuando he visto la foto, sin leer el texto te iba a decir que me hubiera gustado algo de aire por la izquierda... jejeje... a la vista de lo que cuentas creo que hay que conformarse con que haya entrado en el cuadro por completo ;-) ... los enanos son muy complicados de "cazar" en general... me gusta mucho el tratamiento del color y la luz (que envidia me dais los que teneis el mar al lado)
    Un saludo

    ResponderEliminar
  22. Conseguir templarlo, encuadrarlo y que la foto salga bien es mas bien un acto de fe. Con conseguir una aproximación es suficiente.

    La foto es muy buena, el fondo precioso, la sensación de movimiento del crio, el perro que quiere acompañarlo, etc.

    Buen momento Xuan.

    ResponderEliminar
  23. Me voy enganchando a tu blog.
    Tienes fotografias que (con)mueven
    Ésta, se mueve por todas partes.
    La (atenta) mujer, parada, pero activa: Mano para el perro, ojos para el niño.
    La lengua (y el rabo) del animalito(sujeto)
    El imparable muchacho (sus manos) Y sus pies, que va a dejar diez o doce huellas más en la arena blanda.
    El mar gris y el cielo del Greco.

    Nicolás
    (las manos inquietas,
    los pies volantes,
    los ojos sin mirar,
    flexionando las ágiles piernas,
    muy inclinado el tronco)
    está en perfecto equilibrio.

    Déjale volar.

    ResponderEliminar
  24. A foto só por si já vale, com o texto fica ainda melhor.
    Um abraço

    ResponderEliminar
  25. El perro quiere ir tras él, tiene parecido espíritu. Nicolás me temo que terminará siendo él en todas ésas circunstancias.
    Anticiparse es absorber de él y transformarte en sus circunstancias.

    ResponderEliminar
  26. qué bien describes a tu (supongo)crío, bonitas las palabras y bonita la foto !enhorabuena!

    ResponderEliminar

Archivo del blog