lunes, 5 de enero de 2009

Tándem


Entre la bicicleta soñada y la bicicleta real hubieron de pasar algunos años. Cada seis de enero ésta se iba materializando lentamente: con cada renuncia, no por forzosa menos heroica, y con cada decepción, no por esperada menos dolorosa. Para cuando al fin la ansiada bici se hizo caucho y acero, yo ya llevaba tiempo pidiendo libros a los Reyes: enciclopedias de animales y novelas, muchas novelas, de Julio Verne sobre todo. Era una vía de escape, sí, pero también y aunque yo no lo supiera entonces, había en aquellas peticiones un gesto de ascetismo que podría hacerme merecedor, tal vez, de aquel cielo sobre dos ruedas que yo contemplaba allá abajo cada día, desde mi ventana en un quinto piso. Fue una BH de paseo, azul, con guardabarros, dinamo y portabultos. Pero la bici soñada llevaba muchos años de ventaja. Así que seguí leyendo libros.

44 comentarios:

  1. muy bueno... lo proximo una ciclostatic... ¡con un atril para leer!!!

    abrazos y feliz año nuevo

    ResponderEliminar
  2. A mí no me llegó nunca. De ahí que siguiera soñando...

    ResponderEliminar
  3. A mi, como a Pedro, no me llego tampoco, y tambien como tu segui leyendo libros y a D. Julio que me fascino en su tiempo y me sigue fascinando ahora, pues no encuentro quien sea capaz de prever el futuro como el y yo que lo pueda comprobar con todos vosotros.
    La foto, de las del otro estilo tuyo, que tambien fascina y hace soñar y aderezada con ese singular y preciosista estilo de escritura que tienes, la hace unica, auque sea un tandem.
    Sigue pedaleando en tus sueños, lecturas y fotografias.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Cuántos sueños se truncaban la noche de Reyes y cuántas noches de Reyes hemos tenido que vivir a lo largo del año.
    Muy buena Xuan.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Apreciado Xuan…
    Yo sigo leyendo libros. Y por precaución la noche de reyes, nunca me acerco por casa. No sea que mi pasión se pierda a golpe de pedal.
    Pero durante un buen rato, me he montado en la tuya. Al mas puro estilo Induraín. Ay si la hubiera tenido antes… Otro Jan le hubiera cantado a Armstrong. Modesto que es uno.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Jaja Xuan, tenemos historias paralelas... tanto por la bici como por Julio Verne ;-) tu lo has expresado de maravilla... tanto con palabras como con la imagen. Yo como últimamente leo poco sí que pedaleo bastante... no se si intento recuperar la infancia; aunque leer a D. Julio no creo que fuera perder el tiempo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Las ilusiones siempre llegaban en el dia de cumpleaños.
    Pero ese dia se encontraba entre Nochebuena y Reyes... Por lo que te puedes imaginar que la magia se desveló pronto para mi...

    aiiiinsss

    ResponderEliminar
  8. A mi me llegó demasiado pronto: un triciclo de madera, pero para que luego no se materializase nunca en una de dos ruedas (vaya incongruencia a menos ruedas más valor y por consiguiente más inalcanzable !).
    No se... como que no te veo leyendo libros y pedaleando al mismo tiempo, ni siquiera en ciclostatic, como dice Paco.
    Un abrazo, buen año y buena luz

    ResponderEliminar
  9. La foto imposible: la bici se mueve, la puerta no. O sea, la bici anda sola. Lo dicho: imposible. Y en cuanto a lo otro: yo era de bicis (pero de carrera) y de balones (de reglamento): de ahí no salía. Un abrazo (te he dejado alguna respuesta por mi blog)

    ResponderEliminar
  10. La foto muy buena, a mí me recuerda como me borraron la ilusión de los Reyes, cuando un vecino me dijó quien eran y donde podía encontrar la bici. Que desilusión y que ilusión tan grande.
    Pero tu sigues ilusionandome.

    ResponderEliminar
  11. Esta tarde de sol es una bolsa con muchos caramelos dentro,sus rayos al girar, eran como los de una bicicleta nueva.

    Bicos

    ResponderEliminar
  12. Yo quería un perro, y mis padres me respondían con un entonces enigmático "Cuando puedas hacerte cargo de él". Llegué a saber un montón de cosas sobre los perros sin tener uno, y aprovechaba la menor ocasión para pasar el rato con los perros de los amigos y familiares. Hasta que comencé a trabajar y me independicé no tuve un compañero perruno. Para entonces ya había aprendido todo lo que significaba "hacerte cargo de él", así que no pudo llegar en mejor momento y la espera mereció la pena, por todo lo que aprendí y por todo lo que me enseñó después.

    ResponderEliminar
  13. Hola Xuan, cuantos recuerdos han venido a mi memoria, las ilusiones que un día se hicieron realidad al ver no la bicicleta soñada, pero si una que diera riendas sueltas a mi infancia y que pronto olvidaría en un rincon de la casa.

    Un Fuerte Abrazo amigo, te deseo un buen año colmado de muchas bendiciones.

    P.D.
    Me alegra que te haya gustado la entrada y te haya hecho recordar, también por la observación.

    ResponderEliminar
  14. Un resultado excelente y con mucha personalidad. Me encantó esa foto de la misma manera que tambien lo hizo la anterior aunque por motivos diferentes... tratamiento precioso del color y un encuadre que incluso consigue hablarnos de nuestri tiempo! Felicidades!
    Aprovecho para desearte un fantástico 2009!

    ResponderEliminar
  15. a mi si me llego y era blanca y despues con los años me llgo una verde, con la primera me rompi un pie y con la segunda me intente sacar un ojo con el freno. Con ambas disfrute junto a los libros de aventuras de los 5.

    esperemos que los reyes se te hayan portado bien.
    saludos.

    Por cierto me gusta la bicicleta fantasgorica que nos has enseñado.

    ResponderEliminar
  16. Leer nunca es perder el tiempo. Leer a Julio Verne además, enriquece. Como a tantos otros mis Reyes nunca fueron lo que yo deseaba. Como ha cambiado todo. Cuando pude me hice con una bicleta, ya en el instituto, y fueron de los mejores años de mi vida.
    Buena fotografía, ese movimiento de cámara me hizo recordar aquellos tiempos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Queilusion nos hacian esos regalos que nunca llegaban y cuando lo hacian nos llenaban de emocion.
    Un saludo amigo.

    ResponderEliminar
  18. Mi primera bici fue una Bh de segunda mano (era de mi hermano)y la segunda una Bh Meteor (todavía la tengo). Cuando la tuve fue como conseguir la independencia...me sentía libre.
    Los libros...por desgracia nunca he pasado de un tebeo.
    Un error que no voy a cometer con mis hijos.
    Un abrazo Xuan

    ResponderEliminar
  19. Varias veces visité tu calendario, y hoy me ganó la bici y me atrevo a firmar.
    La mía era verde, y me llevaba a tomar aire puro después de horas de encierro y lecturas. Me la robaron 20 años después.
    Entonces, sólo leí.

    Me gusta mucho tu blog!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Hoy me has hecho pensar en aquella bici que me dejaron los Magos de Oriente con pocos años y muchas ilusiones. Ahora con muchos más años y las mismas ilusiones miro atrás y veo todas las bicicletas que han pasado, algunas que aún tengo y que utilizo (menos de lo que quisiera, pero aún espero dar muchas pedaladas).

    ResponderEliminar
  21. Has conseguido que verdaderamente esa bici parezca la imagen de un sueño.
    Buen efecto, buena foto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Los mismos sueños no dejan de ser un tándem de realidad y deseo. Pues a pedalear sobre ellos, o a leerlos e interpretarlos, como hacía Freud.

    ResponderEliminar
  23. Me gusta, nunca me atrevo con este tipo de imagenes pero reconozco las sensaciones y el valor, lo que pasa es q mi insegurida me impide cosas arriesgadas
    la entrada anterior ¿Que tratamiento tiene? Está fantastica
    saludos brujos

    ResponderEliminar
  24. Una foto que refleja "tiempos", "espacios" y "propósitos".
    Gracias.

    ResponderEliminar
  25. O sonho comanda a vida.
    Bela bicicleta

    ResponderEliminar
  26. La bici soñada... un pequeño trauma infantil para muchos.
    Ahora tengo mi bici.. que se rie de aquellos tiempos.
    Preciosa foto azul... que se escapa.

    Saludos
    _______
    _______

    ResponderEliminar
  27. La foto genial y la historia de una ternura insuperable.
    A mi me llego pronto la bici pero con ella la realidad, a mi padre no se le hizo fácil poner tres bajo el árbol sin que lo viéramos.
    besos.

    ResponderEliminar
  28. Te vi agorita mesmo no Bloguite. Estou gostando do que vejo. Tanto que te vou pôr no meu album de caça. Bon Año.

    ResponderEliminar
  29. Xuan... No importa que los sueños se cumplan... Sigamos soñando, sigamos con las ilusiones como niños, y sigamos leyendo...

    Me he tomado el tiempo para echar un ojo a too lo que has hecho desde que marché... y una vez más logras emocionarme, hacerme fantasear y ver parajes y tomas preciosas.

    ResponderEliminar
  30. No se materializó nunca.
    Tampoco los libros.
    Sólo pasatiempos.

    ResponderEliminar
  31. Qué bien plasma la imagen lo que dice el texto. Mejor, imposible.

    ResponderEliminar
  32. Ademas de la belleza de las fotos, me encanta de verdad tu manera de escribir.

    ResponderEliminar
  33. En mis sueños había una guitarra en vez de una bicicleta, pero nunca llegó. Mientras (y sigo, claro) me dediqué también a los libros :-))

    Abrazos desde el occidente :-)

    ResponderEliminar
  34. Yo sin embargo no he sido nunca de bici, me siento un poco extraña, aunque mi muñeca soñada tardó más de tres años en llegar.
    Preciosa la foto.
    Besitos sin gluten

    ResponderEliminar
  35. Es curioso: Me gustaría que leyeras la entrada de mi blog del día de Reyes; también habla de una bicicleta...muy especial.

    ResponderEliminar
  36. bonita historia, sugerente foto... Los reyes aún que mágicos a veces son un poco cabrones y pasan lo que les da la gana ;-p
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  37. Hola Xuan.
    Tienes cuenta flickr? Si la tienes te invito a colaborar en el grupo photopoetry.
    Indicámela en mi correo o en mi blog, por favor.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  38. Eres buen "detective" y gran observador. Son cualidades imprescindibles para la creatividad.
    Es mi segundo comentario en esta foto, tras haber leído el tuyo en la mía.
    Ya has comenzado a descubrir gran parte del secreto del té, (uno de tus objetivos para el 2009).
    Así es la comunicación... un "tandem".

    ResponderEliminar
  39. Los libros de Julio Verne... que recuerdos me has traido y las bicis eran para el verano..
    Abrazos y buen año 2009.

    ResponderEliminar
  40. ...y sillín blanco, tuve una igualita, fué mi primera bici y un encargo a sus Majestades que llegó con un par de años de retrasó, no me importó, tambien para entonces habia sucumbido a los libros, en concreto a los de Agatha C. preciosa entrada, me hiciste recordar viejos tiempos y viejas emociones ¿que recordaran los niños de hoy dentro de unos 25 años?

    ResponderEliminar
  41. me encanta esta foto...es que las bicis. Debo reconocer que me llegó antes que Verne pero muchas veces debió quedarse a la espera porque Verne no podía esperar. No importaba que espere porque hasta ahora está presente, no la misma (porque la gente y las bicis crecemos), pero sí el mismo modelo (de paseo) y el mismo color y aunque ya tiene casi 23 años, aun es compañera.

    ResponderEliminar

Archivo del blog