lunes, 20 de abril de 2009

Abrigo

Playa de Luanco, Asturias
Quedó atrás el horizonte y los márgenes se estrechan. Saltar o adelgazar. El sol muestra un atisbo de tibieza. Quizás ahora, tal vez éste sea el momento. Pero cuesta tanto desprenderse del abrigo, de su cálida cuadrícula…

39 comentarios:

  1. Qué bonita luz...quizás da tanta pereza quitárnoslo por la desconfianza..Lo mismo hoy hace sol y bue teimpo que de repnte se nubla y empieza a llover...jejeje...¿no hay un dicho que dice mujer precavida vale por dos?

    ResponderEliminar
  2. Sin más saltar ... aunque hay edades, estados de ánimo y otras ataduras, acaso morales, acaso culturales, siempre sociales, que nos impiden traspasar los límites. Más allá de la frontera hay una forma mejor de entender lo que nos rodea.
    Desde luego es toda una metáfora esta fotografía, o al menos así lo creo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Preciosa foto.

    Pues yo todavía no me quito el abrigo, que con el tiempo que hace aquí en Madrid.

    Hoy salí por la mañana con bufanda y todo, y al mediodía casi me cuezo dentro de mi abrigo, pero que no, que todavía no me lo quito.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Pos aqui el abrigo no se lo quita ni dios.
    Ahora tenemos unos dias muy lluviosos y temperaturas suaves pero aqui por norma los cambios de temperatura entre la noche y el dia son acusados en esta epoca.
    La toma te quedo muy bien.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hermosa foto ,hermoso mar y el frio no importa, con buen abrigo la señora se animo al paseo .
    Esas nubes azuladas no presagian calor...
    A nuestras latitudes esta llegando el frio!!
    Saludos y hasta la proxima

    ResponderEliminar
  6. A menudo cuesta lo suyo quitarse el abrigo y las protecciones..

    Excelente!!

    ResponderEliminar
  7. Una mujer que camina hacia la comodidad del paseo y deja a un lado la libertad del mar, sigue por sus lineas, aferrada a sus cuadriculas y no ve la belleza de las curvas que deja al pasar...

    Una imagen preciosa Xuan. Felicidades.

    ResponderEliminar
  8. Impresionante la tonalidad de la luz.
    Supongo que seria al atardecer.

    ResponderEliminar
  9. Me gustan mucho tus fotos!
    no tengo más palabras, me han cautivado.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Como é que consegues ser tão rigoroso com os enquadramentos mestre Xuan? Eu entorto tudo como um corcunda.

    Outra excelente foto, como é hábito.

    Hasta luego.

    ResponderEliminar
  11. Ya se sabe... "hasta el 40 de Mayo, no te quites el sayo".
    Una fotografía con una luz cálida que sin duda contribuirá, aliada cronológicamente con la primavera, a la desaparición de nuestras cómodas y a la vez pesadas prendas de abrigo.

    ResponderEliminar
  12. Nada para entrar en calor como un buen ejercicio de paralelas.
    'Atisbo de tibieza', lo justo para que el texto entre en calor.

    ResponderEliminar
  13. Ya lo dice el refrán: "Hasta el cuarenta de Mayo no te quites el Sayo" así que por si las moscas, tú déjalo un poco más en el perchero ;-)

    Fantástica composición de líneas Xuan, complementada por ese fantástico cielo y el protagonista humano que le da el toque necesario de expontaneidad a la toma.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. De todas, todas, saltar. Saltar esas líneas pero con el abrigo puesto por si al otro lado sigue haciendo frio. Un saludo Xuan.

    ResponderEliminar
  15. la primavera es incertidumbre, un ahora sí, ahora no...
    de la foto me gusta lo conjuntado de los colorines y el dibujo de las barras atras y adelante entre el personaje

    ResponderEliminar
  16. - Pero ¿dónde vas con abrigo? si hace un sol estupendo.
    - Si, pero a la sombra viene un airecillo.
    - No ves que vas haciendo el ridiculo en las fechas que estamos.
    - Deja, deja, que tiempo habrá... y además mira que cielos hay por el norte y mira la señora, esa si que sabe, la experiencia es la madre de las ciencias.
    - Vaya, como que es un abrigo de esos buenos de paño.
    - Cruzate para el sol.
    - Sabes? que llevo los brazos helados.
    - :-)

    ResponderEliminar
  17. Qué bella foto. Parece una mujer pasando por delante de un telón de fondo.

    ResponderEliminar
  18. Todo en uno; sugerencias varias, visiones multiples. Una foto como el texto, abierta a las interpretaciones.

    ResponderEliminar
  19. Tiene razón Ramón con el sayo!, ja, ja.
    Me encantan tus fotos, pero si además son de Luanco encima me provocan una envidia q no sé si es muy sana.......
    Preciosa foto!!

    ResponderEliminar
  20. El domingo estuve sentada en aquellas escaleras del fondo, las que bajan al agua, escuchando el rumor del agua, viendo como el sol se deshacía en miles de destellos en el espejo del mar, leyendo y disfrutando del sol, cálido si. También me quedé sin pila en la cámara justo cuando había una paloma enganchada en el muro saliente de la copa del muelle (y a la vez fijándome en un fotógrafo que no la veía porque enfocaba hacia este lugar), ello me puso en contacto con un pescador que estaba a su vez disfrutando del día tan hermoso que hacia, por fin mostrándo su cara más primaveral... y los dos hablamos del cielo lleno de nubes, nubes como estas que estoy viendo ahora... Se nota que disfruté ¿verdad? Si, lo hice y mucho, sobre todo porque ya no adelgazo, ya que decidí saltar...
    La vida reglada (o cuadriculada) es una esclavitud, pero haya cada uno con sus esclavitudes,pienso: quizá por eso la necesidad de conocer el ánima y el ánimus, estos también ayudan a tomar decisiones, ya que uno ya se ha librado de la sombra... mira los colores de tu imagen... la respuesta está en ellos y no sólo en ellos... esa mujer a punto de salir del margen también lo está diciendo... y cómo no, lleva el bolsillo del abrigo con los cuadros en oblicuo...

    Estoy preguntándome desde donde la has hecho :)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Lo que me gusta de esta foto es lo bien que queda dividida horizontalmente creando sensación de profundidad, incluso adivinándose una focal muy alta. Las barandillas, el espigón con el faro, y finalmente la línea del horizonte que separa el mar del cielo... a mi juicio, está muy bien compuesta.

    ResponderEliminar
  22. Con la mirada en el calendario

    QueNo sé si mirar atrás sería encontrarse con un pasado menos cálido.
    Buen dominio de la composición horizontal.

    ...saludos.

    CR & LMA.
    ____________________________

    ResponderEliminar
  23. Una foto muy cálida con gran definición.

    saludos

    ResponderEliminar
  24. Buen juego de lineas horizontales (ya se que no soy nada original diciendo esto :) )

    El abrigo, cuando se esta a gusto es dificil de quitar. Ademas habrá que esperar al 40 de mayo ;)

    Bonita composicion.

    Saludiños

    ResponderEliminar
  25. Apreciado Xuan…
    Después de unos días en el dique seco por falta de todo, me dejo llevar por un abrigo que bien me vendría ante la llegada de los fríos mas australes de este planeta. Excelente playa la de Luango. Añorados recuerdos de un día donde Asturias me hizo sentir como si de allí mismo fuere.
    Un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  26. Qué fuertes son las ataduras y cómo nos aferramos a ellas.
    Y que ganas tengo de ir a Luanco.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Entre verticalidad y horizontalidad
    se marca el espacio, fundiéndose cada vez màs, del oscuro al claro, como un eco,donde los cuadros marcan el tiempo,en su eternidad, a través de la barandilla que lo aprisiona pero al mismo tiempo lo libera en un segundo plano, en ese faro apagado,con luz verde, de esperanza que libera al mar,en un nuevo horizonte horizontal,tras esa nueva baranda de piedra que separa y libera por fin la tierra con sus ocres en la inmensidad. Allî donde el horizonte del mar de nuevo marca otra frontera, entre él y un cielo, casi salido de las pinceladas de un Greco, lleno de un màs allà y futuro... El todo, luchando en horizontalidad frente a esa fràgil verticalidad, donde se funden ambas, en una figura gris atrapada en el tiempo.

    Una belleza, este instante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. La señora avanza sobre el horizonte. El mar, plano como un cristal, desprende una placidez que la contagia también a ella. ¿Qué le importa el frío o el calor? La vida camina igual, sólo las nubes de algodón nos miran desde lo alto, dejando que a veces se filtre la luz que nos guía.

    (Bonita foto, como artista que eres)

    ResponderEliminar
  29. Yo por ahora no me lo quito, prefiero llevar una mochilita por si me sobra, pero no alejarme de el nada, que a la primera te pilla tu sombra y a papar frio.
    MUy bonitos los colores.

    ResponderEliminar
  30. The detail and color is intense and wonderful.

    ResponderEliminar
  31. Contrastes de la primavera en abril.

    ResponderEliminar
  32. Un cielo tenebrista para un mar apacible y el rostro sereno de la edad atrapado entre las líneas paralelas de la vida, una fórmula que parece casi imposible, pero que fue posible gracias a que tú estabas allí para captar un momento realmente artístico.

    ResponderEliminar
  33. Paralelas (las barandas y el malecón)
    Verticales (la persona y el faro)
    Apacible superficie (el mar)
    Y el cielo.
    No sé definir el cielo...

    Esta fotografia es preciosa.
    Es un poema a la vida.

    ResponderEliminar
  34. cuesta... pero hay que hacerlo, menudos nubarrones los del fondo.

    saludos

    ResponderEliminar
  35. Ya sabes que lo que más me gusta es el retrato y de éste, como me pasa con muchas fotos tuyas, no sé que decir. Todo me parece perfecto.
    Para mí la clave de la foto, sin duda, es este tramo de barandilla que está entre tú y la retratada. .

    ResponderEliminar
  36. precioso retrato de perfil perfecto, el fondo dramatico del cielo muy bien conseguido

    ResponderEliminar

Archivo del blog