lunes, 1 de junio de 2009

Apuntes


Aún no tengo claro si en los bolos asturianos es más importante tener buena mano o tener buen ojo. No solo puntúan los bolos que se derriban sino también el lugar donde cae la bola después de derribarlos. O sea, que además de saber tirar hay que saber caer. Pero en la manera de apuntar no hay reglas y ahí es dónde cada uno inventa el juego. Se puede atinar incluso a ojos cerrados. Yo procuro tenerlos bien abiertos y aun así, o tal vez por eso, las más de las veces tiro donde no es y caigo donde no debo. Habrá que probar otra forma de coger la cámara para que sea más certero su vuelo. O cerrar los ojos y apuntar menos.

30 comentarios:

  1. Me gusta el compendio de lectores de bolas mágicas opacas por el tiempo y las malas formas o quizás por su vida forjada a golpes del "boludo" destino, cada uno la escruta de forma distinta, todos paracen querer extraer infructuosamente de ella el ansiado secreto de la vida. Una niña tiene la respuesta en su limpia mirada.
    Un abrazo Xuan.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Xuan…
    Todo el secreto se esconde detrás de cada mirada. Miramos para ver, para comprender y para que nos comprendan. Pero no siempre nos miran con buenos ojos a pesar de nuestras buenas intenciones. Sigamos apuntando, enfocando y si se tercia… desenfocando, que para el caso que nos ocupa, también es un arte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. La mirada es un arte, concreto,
    "donde se pone el ojo... se pone "la bola" en este caso.
    Expresiones vitales, manos, càlculo visual, tino. Nada de azares como en la mirada inocente de la nenita.
    Perfiles de un instante.
    Perfiles, solo perfiles que perfilaste con tu objetivo, como siempre de una manera extremadamente llena de fineza y sutilidad.

    Un beso y un abrazo, Xuan.

    ResponderEliminar
  4. Jolines no entiendo muchos de estos bolos asturianos.

    Pero las fotografás son impresionantes, esa concentración en los jugadores.

    Y al final la carita de esta niña. Siempre tiene que haber algún observador.

    Un besito muy fuerteee.

    ResponderEliminar
  5. Es genial cómo has captado ese diálogo visual entre lanzador y bola, parece que hubiera entendimiento, aunque no haya palabra, en alguno incluso se intuye complicidad, en otro casi,casi amistad, o será cariño por saber que va a ir a su destino para no dejar mal a quién la lanza?
    Y el remate final es toda una poesía hecha fotografía, esa niña atenta, expectante dice mucho de tu sensibilidad, yo diría bastante...

    Un abrazo muy fuerte, ¡Genio!

    Enrique.

    ResponderEliminar
  6. Los niños son sabios en muchos aspectos así que fíjate, los ojos bien abiertos, el azar es para los afortunados o los locos. De vez en cuando hay que ser un poco de lo segundo pero rara vez pertenecemos al selecto primero...

    ResponderEliminar
  7. Pues a mi me parece que has atinado muy, pero que muy bien. Esta serie es muy buena, que detalles tan especiales y bien vistos. Es curioso como la mayor parte de las veces se nos escapan gestos, maneras o poses que en sí mismas son verdaderas historias. Bien descubiertas y excelente el blanco y negro.
    Y el crío, no dices nada de él ... bellísimo enano.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Yo con apuntar como tu ya me conformo,
    Captas momentos intimos entre el tirador y la bola, dificiles de transmitir en las fotografias y tu los plasmas con mucho arte.
    La foto de la niña es un canto a la belleza, una foto limpia, tierna y suave, preciosa.
    felicidades.

    ResponderEliminar
  9. Qué serie de retratos, excelente, excelente.

    ResponderEliminar
  10. Como siempre genial todas tus fotos,esas caras , la concentracion y la forma de agarrar las "bochas" ,asi les decimos en Argentina. Ni que decir de esa niña concentrada en lo que ve.
    Siempre miro tus trabajos , aunque no comente , por la lentitud de mi sevidor de internet.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Muy buena serie de retratos. Me encantan los encuadres cerrados y el procesado tan cuidado de BN. El de la niña en clave alta me encanta también un saludo Xuan.

    ResponderEliminar
  12. Muito bons, estes retratos, cheios de intenção e oportunidade.

    ResponderEliminar
  13. o mirar con ojos limpios e inocentes tan ancestral deporte.

    ResponderEliminar
  14. Convencida estoy de que muchas de las mejores fotos de la historia han discurrido sobre la base de ese pensamiento sobre el mirar que tu expones, es decir, dejar a la cámara que respire por sí sola y no atosigarla.

    Excelente texto y excelentes fotos de los jugadores.

    ResponderEliminar
  15. el ojo influye, claro, pero lo importante es el efecto que la colocación de los dedos le da a la bola ("con rosca")... creo... bonitos retratos, si señor...

    ResponderEliminar
  16. Preciosos retratos, sobre todo el de la niña...qué maravila

    ResponderEliminar
  17. Um post inspirado. Gestos e olhares, a linguagem do corpo. Comunicação silênciosa. Fotos (em cima) em que se pode ouvir o jogo, o barulho adivinhado das bolas a baterem no chão. Ritmo e respiração.
    Creio que não falta nada.

    Até logo.

    ResponderEliminar
  18. Una serie impresionante, muy buenas fotografías, qué envidia de apuntes, tienes buen ojo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Una serie impresionante, muy buenas fotografías, qué envidia de apuntes, tienes buen ojo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Pues yo diría que tu apuntas como dios, así que ata la cámara corto que no se escape y te quiera hacer la competencía.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. supongo que cada uno de nosotros tenemos una forma especial de ver las cosas, no??? Buenas tomas Xuan, felicidades.

    ResponderEliminar

  22. O sea, que además de saber tirar hay que saber caer.


    Toda una reflexion sobre la vida...

    :)

    ResponderEliminar
  23. Entre la mirada de los adultos y la de la níña, va toda una vida. Unos miran con decisión, la otra absorbe lo que le rodea. Al final, gana el juego quien haya sabido captar mejor las reglas que nos rodean.

    ResponderEliminar
  24. Pues no sé si eres bueno con los bolos pero deberías ya que demuestras tenr buen ojo y buena mano...

    ResponderEliminar
  25. Yo también quiero un retrato de estos en plena concentración y extasis contemplativo.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Me encanta este retrato... los primeros planos en blanco y negro me gustan mucho, pero en este caso se engrandece por la luz del fondo.

    ResponderEliminar
  27. Que maravilla de retratos, Xuan! Aunque he tenido que estar un tiempo ausente, siempre es un alivio volver y ver que las cosas no han ido sino a mejor por estos lares.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  28. Y prometo pasarme por tus fotos. Hay cosas verdaderamente alucinantes.

    ResponderEliminar

Archivo del blog