jueves, 5 de noviembre de 2009

Tareas domésticas


La niebla oculta lo visible y desvela lo invisible. Y si no que se lo digan a la araña: hoy ha tenido que madrugar para recoger esos frutos indeseables que el amanecer dejó sobre su tendido. Pero después el aire será más transparente que de costumbre, y la trampa más eficaz.

33 comentarios:

  1. Tengo mucho q aprender de la araña. Nunca se da por vencido. Siempre está ocupada en distintos quehaceres llueva o truene. Es sabia (como dijo una vez Pedro) sabe q el tiempo siempre mejora.
    También tengo mucho q aprender de vos en cuanto a fotografía.
    Saludos argentinos.

    ResponderEliminar
  2. A casa da aranha sofreu uma inundação.
    Bom momento.

    ResponderEliminar
  3. En un instante todo puede transformarse. La magia es estar antes de que esto suceda. Y por lo visto, ahí estabas tú. Anticipándote a los cambios venideros que no fueron pocos.
    Excelente captura de color.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. que gran fotografia, un gusto pasar por tu blog.
    eres un gran fotografo!

    Suerte y mana!!

    ResponderEliminar
  5. Magnífica paradoja!

    Autor! Autor!

    ResponderEliminar
  6. Magnífica. Valeu a pena madrugar.
    Saludos
    JR

    ResponderEliminar
  7. Pues si le queda tarea a este bichito. ¡ Cómo se le ha puesto el patio!, tal vez la "gota" fría??? ;-)
    Sencillamente magnífica Xuan. Luz, composición, color. No le falta nada. El momento y saber ver, maestro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Es lo que tiene dormir a la intemperie, que el rocío te cae encima...
    Se ve que madrugas!
    Vaya fotón, puedes estar orgulloso.
    Felicidades!

    ResponderEliminar
  9. Siempre nos han dicho que el agua es muy valiosa, muy importante. Jamás nos han mencionado su carácter áureo, su versión como perla valiosa. He aquí, respecto al agua, el fruto de sí misma.

    Magnífico el relato.

    ResponderEliminar
  10. La naturaleza también sabe asear de vez en cuando la casa, últimamente más de cuando que de vez pero al menos, algo es algo.

    Fantástico macro.

    ResponderEliminar
  11. Ale, para que sepamos que también eres un maestro con la macrofotografía. Has retratado al bicho, su trampa y las gotas con una nitidez pasmosa.

    A todos nos viene de vez en cuando una niebla que pone de manifiesto nuestras trampas. Y no queda más remedio que recoger deprisa las gotas delatoras y disimular lo más posible.

    ResponderEliminar
  12. Mírala qué guapa se ha puesto para su araño.
    La has sacado bonita. Nunca pensé que diría yo ésto de un bicho.

    ResponderEliminar
  13. No he logrado liberarme aun de esta red que nos has extendido.

    ResponderEliminar
  14. Xuan, menudo fotón te has marcado, madre mía, impecable, de verdad, cuánto tengo por aprender.... uf! Saludos y un abrazo :)

    ResponderEliminar
  15. ...y yo que creo que antes de eliminar las gotas de agua, la araña se habrá parado un rato a contemplar lo bien decorada que ha quedado su casa con esas perlas transparentes...ya habrá tiempo de cazar y engordar, que no todos los días tiene uno la casa como un palacio, digo yo.

    Magnífica tu foto, Xuan.

    Un fuerte abrazo.

    Enrique.

    ResponderEliminar
  16. Gotas de vida para una pertinaz obrera. Sabrá sacarle partido.
    Como tu ojo y tu sensibilidad, siempre sorprendentes.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Mágnifica foto y el texto que la acompaña. Dejemos trabajar ahora a la araña-
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Has captado muy bien una de las características plásticas que dan belleza a lo natural: la disposición geométrica aleatoria.

    ResponderEliminar
  19. Qué imagen impactante.. impactante por lo inusual de ver a una araña pasándolas canutas en su propia trampa. Un saludo!

    ResponderEliminar
  20. HOLA, POBRECITA....QUE BAÑO LE PEGASTE DE BUENA MAÑANA...JEJE

    SALUT
    JOAN

    ResponderEliminar
  21. No sé cómo lo logras, detener ese instante y el goteo perenne que cuelga como una gota que permanece intacta en el transcurrir del tiempo.

    Bellísimo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Tanto trabajo silencioso y callado para que venga el rocío y te lo descubra, que traidor, menos mal que vendrá el torrido sol a volverte invisible.

    ResponderEliminar
  23. Mira, los huevos de la araña. Son delicados huevos de luz, respira con cuidado, un suspiro y se van a romper...

    (perdona mi triste audacia de escribir en tu idioma)

    ResponderEliminar
  24. seguramente no pudiste colocarte más perpendicular a la tela de araña o la luz en esa posición no podría iluminar mejor esas gotas, e cualquier caso es una buena imagen, muy buena.

    ResponderEliminar

Archivo del blog