jueves, 4 de febrero de 2010

Baguette en Bayonne


Dejando aparte la rebanada exenta de corteza, probablemente es la baguette la versión más evolucionada del ancestral pan de cada día. Su estilizado diseño es expresión de ligereza, su delgadez no solo es estética sino dietética y consustancial a todo artículo de consumo que no alcanza más allá de la hora de la cena. Sin embargo, en cuanto acude a nuestro interior y entra en comunión con uno mismo, su sustancia liberada recupera la que era su forma original, la de la hogaza, y con ella su afán de permanencia. La durabilidad que al pan le niega el panadero, se la concede gustosa nuestra panza, convertida en horno donde se cuece, al cálido sopor de sobremesa, la fantasía de una danza ya solo al alcance de la cóncava línea de otro vientre.

36 comentarios:

  1. Algun dia me enseñaras donde poner un b/n y donde no.jeje. Es mi asignatura pendiente. El modelo (el hombre del pan) casual o premeditado? Por la cara que pone al verte, tuviste que salir corriendo a continuacion?

    ResponderEliminar
  2. Muy acertado el texto con la
    imagen
    Creo que en esa barriga hay mas de un Baguette

    ResponderEliminar
  3. La imagen en si me traslada a la Francia añorada donde una cámara de cajón o de fuelle, hacia de las suyas en cualquier calle donde la gente caminaba sin otra preocupación que la de observar a quien de una guisa peculiar observaba a través de una óptica.
    El letrero, los personajes. La mirada, la intención.
    Enseñas en cuatro pinceladas cromáticas el arte de la fotografía. Desnudo. Sin artificios ni color.
    ¡Chapeau!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. La baguette que se hace eterna no sólo en nuestra panza, sino también en las caderas y aledaños.
    La fotografía me transporta a un París primigenio, al de mi infancia, que también era en blanco y negro.
    Mis felicitaciones
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. pan lleno de sensaciones..la tibieza del horno, el sabor, la ligera forma, pero sobre todo el perfume de la levadura... cuando compro un pan no puedo dejar de acercarlo a mi cara para aspirar su aroma. indudablemente el señor no está dispuesto a compartir su baguette con nadie, mucho menos con el señor de la cámara fotográfica.

    ResponderEliminar
  7. Gran imagen, excelente el texto. Que ganas de comer un pedacito de pan caliente recien horneado.

    ResponderEliminar
  8. Y como levadura se infla hasta el infinito la suavidad y nitidez de la imagen, buenos contrastes.

    Bikiño.

    ResponderEliminar
  9. Xuan:

    Quizás, ante un ritmo marcial siempre prefiera una Baguette a una Pistola. (Por si acaso destrozo la idea, aquí en Madrid, por barras de pan se piden pistolas.)
    Desde luego, el señor te apuntó.
    Cómo me gusta que me apunten cuando hago fotos, y que no me hieran.

    ResponderEliminar
  10. Jajaja1 Me ha encantado el texto ¡es brillante!

    ResponderEliminar
  11. un pié de foto jocoso, en clave alta de buen humor !

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué foto!
    En la baguette está el secreto de todas las cosas. Espero que, al menos, no sea de esas que nos venden en los supermercados y son como chicle.

    ResponderEliminar
  13. jajaja que bueno el texto Xuan, y el de la barriga cervecera parece que te leyó los pensamientos y se dijo un !aquí estoy yo! que menuda manera de salir en una foto, que yo o salgo así altivo, desafiante, en plan modelo de pasarela o que salga otro...me ha encantado. tb el señor de la gorrita bajo la entrada del hotel me resulta muy cinematográfico. abrazos

    ResponderEliminar
  14. Hola! Si has perdido tu paraguas quizás lo encuentres en mi blog. Si coges otro no pasará nada, si no lo necesitas o no te gusta ninguno puedes llevarte de recuerdo alguna de mis fotos para tu blog o para lo que quieras, me sentiré muy halagado.
    Ansin soy yo!

    ResponderEliminar
  15. :-)
    .. and a great picture, as always!

    ResponderEliminar
  16. La magia del instante, en su justa medida, en su momento oportuno. Eso no tiene precio ... y si lo arropas con un buen procesado, ¿qué más se puede pedir???
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Mi panza no es así...todavía. (ya veremos)

    ResponderEliminar
  18. Como me gustó Bayona! El rio, la catedral, sus callejuelas.. y que lo mismo te hablaban en francés, euskera o español. Es una ciudad para volver. Saludos.

    ResponderEliminar
  19. A veces me cuesta elegir entre tu prosa y tu fotografia, pero lo que me gusta mas es como la combinas cuando tienes una imagen delante, yo solo hubiera podido escribir, ¡¡¡panzon!!!!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Muy buena la foto, la escena es totalmente de barrio arrabalero, el primer plano muy bueno, pero el segundo no desmerece has retratado a la fauna que pulula los cuchitriles del mundo, no se quien era tu primer objetivo , pero creo que has cazado dos pajaros de un tiro.
    Estupendo el texto muy apropiado para la darle un buen bocado a la baguette,mucho mejor recien hecha y con una buena dosis de humor.
    Genial.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Si, tiene algo ,esta escena de mafia italiana!mamma mia!!Un saludo

    ResponderEliminar
  22. Pues cierto es que una vez que entra en nuestro estómago adquiere su tamaño "original", lo peor de todo es que normalmente comes la misma cantidad que si comieses la hogaza.

    Saludos Xuan

    ResponderEliminar
  23. De nuevo por esta plaza tras una ausencia no voluntaria...
    Me gusta la imagen porque, a semejanza de Elliott Erwit capta el "instante" de realidad irrepetible. el BN es interesante para estipo de foto. los personajes del fondo, el de espaladas y el de la boina... muy buena composición. Saludos Juan

    ResponderEliminar
  24. Muy buena instantánea con un blanco y negro fantástico!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  25. me gustó el texto. la foto también, eh,
    pero el texto qué bien resuelto.

    me chocó mucho en francia que te dan el pan así en la mano, zaca<

    miiiira,
    y yo que no entiendo de fotografía,
    por qué elegiste el blanco y negro en este caso?
    puedo preguntar?

    ResponderEliminar
  26. Llevo como 5 minutos riendo. Texto y fotos reales (claro) como la vida misma. El conjunto no podia ser más genial.

    ResponderEliminar
  27. Claro que puedes preguntar, Zeltia, faltaría más. La elección por el b/n esta vez creo que obedeció a dos razones. La primera: las fachadas tenían unos colores fantásticos y el protagonismo de la foto tenía que estar solo en sus personajes. La segunda: al ver la foto en b/n vinieron a mi memoria ecos de la fotografía francesa de los años 50: Doisneau, Cartier-Bresson, Willy Ronis (que falleció a los 99 años, el 12 de septiembre del año pasado, solo dos días después de la toma de esta foto), y también, claro, de otros no franceses como Elliot Erwit, al que bien apunta en su comenatrio Javier Gonzalez. Son esas referencias inconscientes las que la mayoría de las veces le hacen a uno decantarse por un formato determinado. Pero la versión en color también me gustaba, que conste.

    ResponderEliminar
  28. Gracias!, creo que terminaré aprendiendo algo, de momento ya me ha entrado curiosidad por ir a fisgar algo del trabajo de las personas que mencionas,
    (sólo conozco el famoso beso de Doisneau)

    ResponderEliminar
  29. Mi ignorancia me conmueve: ¿cómo pude llegar a los 50 sin enterarme?

    esta fotografía del niño con la baguette> aparece por tooodas partes...
    ves? todos somos una puerta a través de la que otros pueden acceder a conocimientos, lugares, personas e ideas que hasta entonces no sabíamos de su existencia.

    ResponderEliminar
  30. creo, creo no, estoy seguro de que el mio es convexo, es más, diría que incluso esférico, la culpa es de los bagettes como bien dices, el cantimpalo esta libre de toda sospecha.

    me recuerda un poco a la foto de Carier-Bresson de ese niño que viene todo orgulloso de comprar unas botellas de vino

    ResponderEliminar
  31. Ja,ja,ja, al margen de la calidad de esta foto, creo que me ha gustado y mucho, por la maliciosa intencionalidad del título de la misma, que sí, que ya sé que ha sido de otro modo, pero a que podría haberse titulado "La barriguette", Je,je,je, que me perdone el prota de la escena....
    Por cierto Xuan , a mí también me gustan, además de los fotógrafos que citas, Eugène Atget y Alfred Stieglitz, sus fotografías en B/N siempre me han gustado hasta llegarme a emocionar, y René Burry, el suizo...

    Un fuerte abrazo,

    Enrique.

    ResponderEliminar
  32. Como siempre jugando con las formas...
    Me quedo con la baguette ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  33. Una filosofía cotidiana realmente interesante. Y allá donde la baguette se expanda, que se quite lo bailao...
    :)

    ResponderEliminar
  34. Estos franceses... Pero el señor de la barra parece que te ha pillao haciendo la foto.

    ResponderEliminar
  35. Yo creo que este hombre estaba apurado por incrementar su globosidad. Aplausos

    ResponderEliminar

Archivo del blog