miércoles, 5 de enero de 2011

Edades del hombre

Entre Saús de Abajo y Candín, Siero - Asturias


La foto de hoy es una de esas fotos que no son especialmente interesantes, una foto sin planteamientos ni pretensiones, de toma única y encuadre automático, una foto de la que casi diría que no ha sido tomada por mí sino por alguien que viniera conmigo, una imagen que sirvió de pausa visual entre otros disparos que se fueron sucediendo aquel día de caminos ateridos, de naves abandonadas, de nostalgias de carbón, el mismo día que escuchamos el ronquido animal de un pozo minero recién cegado y conversamos con un matrimonio de jubilados cuyos hijos ya no vienen tan a menudo como antes y tienen un perro que cantó para nosotros y los armarios llenos de regalos que no usan porque lo nuevo da pena estropearlo y lo viejo sirve todavía. Fue un corto paseo que caminamos despacio para no resbalar más de lo estrictamente necesario. Pero de entre todos los recuerdos de ese día es la estampa noble y modesta de esta vieja casa devenida en cuadra, en lo umbrío del valle, donde no alcanza el sol en el invierno, la que regresa una y otra vez, la que me pide paso y me reclama por razones que sería inútil desentrañar. Me ha sucedido antes, esto, digo, de que el objeto más insospechado se convierta en cifra de todo un mundo. O tal vez no, tal vez esta foto no signifique nada para mí y en realidad vaya dirigida a ese otro que venía conmigo y se quedó allí, habitando la piedra, retornando al hielo.

23 comentarios:

  1. Me impresionan tanto tus fotos como tus palabras.

    ResponderEliminar
  2. Ohhhh Xuan. Cuanta emoción contenida en este paisaje. Cuanta paz. Cuanta melancolía y añoranza. Dan ganas de adentrarse en la casa y quedarse a vivir en ella para siempre.
    Gracias.
    Tengo la impresión de que la has publicado para mi.
    TQ

    ResponderEliminar
  3. Es una gran foto Xuan, me refiero a lo que dices en tu texto. Tiene una profundidad infinita y reconfortante. Seguro que aún sin saberlo, la hiciste para mí.

    ResponderEliminar
  4. me encanta hacer estas fotos, sin interés aparente, simplemente el placer de fotografiar.

    ResponderEliminar
  5. Una foto puede que nunca sea interesante pero siempre crea cierto interés. La gama de colores, la composición, la intención, esas ramas verdes que buscan ser protagonistas sin querer serlo tal vez... todo es una suma de factores que hacen de algo anodino y tal vez repetitivo un elenco de posibilidades visuales tanto para quien la contempla como para aquel que tuvo el gusto de realizarla y después... compartirla, avisando que la foto no es interesante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Preciosa... recuerdos enfrentados a una morriña de tiempos..Genial

    ResponderEliminar
  7. Hay fotos con alma. Ésta es una.

    Saludos, Xuan

    ResponderEliminar
  8. Muy bello el texto para ese momento suspendido en el tiempo.
    Un beso y feliz año 2011.

    ResponderEliminar
  9. Estoy seguro de que la casa seguirá llamando y reclamando la foto (que quizás nunca será definitiva) una y otra vez. Ocurre a veces y siempre sentimos que algo queda pendiente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Cada día fotografías mejor. Te felicito.

    ResponderEliminar
  11. Será una foto simple de hacer, pero a mí me gusta, por lo que representa y por lo que transmite. Pero, por encima de todo, por el texto que te inspiró y que encuentro lleno de emociones.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Hola Xuan, decirte que me ha gustado mucho la foto pero casi mas el texto. Yo todavía estoy en un nivel muy bajo de la fotografía por lo que todos mis disparos son automáticos y no se bien aun con que planteamientos o pretensiones los hago. Te sigo desde hace poco y me gusta mucho tu trabajo.
    Gracias por compartirlo.

    S¡v!a

    ResponderEliminar
  13. siento que pisamos los mismos caminos helados de la memoria y del paisaje aunque la distancia sea kilométrica... que bonitas puertas y crujientes helados...

    ResponderEliminar
  14. La fotografía por la fotografía, puro placer visual. Hay cosas que no se pueden explicar.
    Espero que este nuevo año te depare lo mejor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Cuando el hombre se toma el tiempo cercano a los 0 grados entonces surge la verdadera edad del bosque y su entorno: protección, calor, aprovechamiento del bosque.
    Hace tiempo que el hombre envejeció.

    ResponderEliminar
  16. te leo compañero, siempre
    con espanto

    ResponderEliminar
  17. No solo la foto, sino muchas mas cosas llegan "automaticamente" a veces.
    Un placer leerte

    ResponderEliminar
  18. Recuerdo de tiempos donde la vida dejaba su esencia en nuestro corazón.

    ResponderEliminar

Archivo del blog