lunes, 11 de junio de 2012

Solo un gesto


Fotografiar el gesto, pero solo el gesto, sin cuerpo, sin lugar, el gesto desprovisto, rascarse la nariz, acariciarse el tobillo, no un alfabeto gestual sino el significante vacío, sobre todo el gesto práctico, acodarse, equilibrar el peso, huellas gestuales, no dactilares, que pueden ser las de cualquiera, como guardar el pulgar dentro de la mano, también el gesto inútil, redundante, tocarse el pelo cuando ya no queda ni un pelo que tocarse; centrarse en lo externo, profundizar en la superficie, el gesto como lo más propio, lo intercambiable, lo que se hace mientras se hace cualquier otra cosa como pensar o dar un beso, el modo de cruzar o no cruzar las piernas al sentarse, el gesto en el que nadie repara en un mundo repleto de gestos, de automatismos, el gesto de fotografiar cuando ya vamos necesitando algo más que gestos, no un gestor sino gestar un paisaje común, una forma en la que reconocernos.

17 comentarios:

  1. Tu texto lo dice todo amigo. Curiosa y buena foto. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Bien captado ese momento gesto. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lenguaje gestual es tan importante como el oral.

      Eliminar
  3. Un paisaje que se diluye y pronto no reconoceremos ni las formás más usuales.
    Por favor, aunque sea, que permanezcan los gestos.
    Y los poetas.
    Y los artistas.

    Besos, Xuan

    ResponderEliminar
  4. Ningún gesto es casual, sino que siempre refleja tendencias de nuestra personalidad. Opino que saber captar gestos expresivos o significativos también es una cualidad del buen fotógrafo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Sin el gesto la imagen es muda casi siempre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hay que estar listo para cazar este tipo de foto tan instantanea.
    Tu lo has logrado con nota.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Gostei muito deste gesto anónimo a dissolver-se na paisagem.

    ResponderEliminar
  8. El otro día en un concierto me dio por mirar las manos de los que aplaudían y ninguno lo hacía de la misma manera.
    Cientos de personas había allí. Y ninguno chocaba las palmas lo mismo.
    Cada gesto es único e irrepetible.
    Como cada cual. Tantos seres en el mundo y todos distintos

    ResponderEliminar
  9. Me gusta observar gestos. Cuando voy en el metro... miro capturando gestos (nunca me atrevería a fotografiarlos, aunque me gustaría)... gestos impensados, automáticos, gestos calculados, pensados...

    Me gusta esa foto, esa captura gestual.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  10. Confieso ser un torpe en lo referente a los gestos del cuerpo, no consigo fijarme.
    Siempre me quedo atrapado en los gestos de la cara y no me canso de buscarlos.
    Quizá ésto explique el cambio de actitud que vengo notando hacia mí de tres o cuatro personas
    con las que me suelo encontrar casi a diario. Es como si quisieran restringir al mínimo
    el contacto visual mientras nos cruzamos y nos saludamos.
    Me debo fijar demasiado...vete a saber qué piensan de mí.

    ResponderEliminar
  11. Y el formidable gesto que oculta al enrejado de paralelas que por mucho que se prolonguen nunca se encuentran.

    Un abrazo, Xuan

    ResponderEliminar
  12. muy especial, buen captado! un saludo cordial de Belgica, Hilde

    ResponderEliminar
  13. El gesto también se puede componer de líneas que lo enfatizan, lo minimizan o lo potencian. Ese segundo plano vale un Potosí.
    un abrazo Xuan

    ResponderEliminar
  14. El gesto define. No sé si a la persona que lo realizó, pero sí el instante.

    ResponderEliminar
  15. Has atrapado lo que no se puede aquello que ocurre en un segundo y que después se desvanece, pero que nos define. Como tu texto.

    ResponderEliminar

Archivo del blog