sábado, 21 de julio de 2012

Verano en el norte (el contratiempo)

Por  la muralla de Lugo.

El verano en el norte no es una estación,

es un estado (de ánimo)
un acto (de fe)
un desafío (a los pronósticos)
una apuesta (contra la estadística)
un logro (de la voluntad)
una alternativa (a lo obvio)
una forma de resistencia (frente a lo irremediable)
una afirmación (individual)
una negación (colectiva)
un gesto (sin contraprestación)
un brindis (en mitad de la tormenta).

El verano en el norte no es una cuestión meteorológica ni un simple tema de conversación: el verano en el norte hay que merecerlo para que no se desvanezca en nieblas.

Pero no exageremos, el verano en el norte no es heroico ni lo necesita, solo es el tiempo de sacarle al cielo y a la tierra los colores, de rascar en el gris de los días. Y aún en las nieblas, proclamarlo. 

23 comentarios:

  1. Y es verdad que en la fotografía sacas los colores al verano, pero además has conseguido que el gris sea más bonito. Me llama la atención sobre todo el cielo, el grafiti, el paraguas y el hombre que camina a lo lejos. Este Lugo desprovisto de multitudes que nos muestras saca los colores a muchos otros lugares inundados de gente.

    ResponderEliminar
  2. Pues para mí, el verano en el norte es una bendición. Y si me pongo estupendo, hasta una portunidad para encontrarme conmigo mismo. Aunque, al caballero que pasea lo veo algo desubicado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. great picture! very special effect the mix of black and white with some colored fractions. un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Un lujo esta entrada por las palabras y la magnifica imagen de este verano tan temeramental. Un saludo desde muy lejos,
    Jorge

    ResponderEliminar
  5. Muy buena combinación foto-texto! Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Me encantan los veranos del norte.

    ResponderEliminar
  7. nunca lo había visto ni imaginado así pero oye esta muy bien y es mucho mejor que el verano en madrid donde el sol te aplasta y a veces sientes que formas un todo con el asfalto.

    mira hoy amanecimos con 20º circunstancia que aproveché para salir de la madriguera a hacer unas fotillos que ya tenía ganas.

    la foto estupenda

    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Me gusta. Además de simpático es profundo... Del Sur... ¡podríamos decir otras cosas! pero todas esas cosas que se dan en el norte, igualmente nos serían válidas.

    ResponderEliminar
  9. Si eres del Norte y quieres tener verano, te tienes que ir de viaje al Mediterráneo... como yo. Que acabo de regresar a Santander... Mua...

    ResponderEliminar
  10. Y ahí estabas tú para equilibrar el gris y los colores y dejar constancia del cielo presagioso (?) compitiendo con el paraguas.
    Besos, Xuan

    ResponderEliminar
  11. Una delicia para los sentidos, un despilfarro de buen hacer, enhorabuena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Una toma que me gusta mucho. Pero el vestuario de tu amigo deja mucho que desear, ja, ja...
    Pues yo envidio ese clima.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Podríamos añadir que es también,

    una bendición (Para aquellos que en su lugar de origen no pueden pegar ojo
    de noche por el calor)
    un magnífico recuerdo (El de los amigos, con quienes tomamos una birrita a
    refugio del chaparrón)
    una constante (Vital, quizá?)

    una utopía (Para quienes pretenden tostarse al sol)

    pero definitivamente es, y éso lo afirmo con conocimiento de causa...

    ¡UNA REALIDAD ! (No tiene vuelta de hoja)

    En marzo pasado estuve en Lugo, paseando por lo alto de su muralla, como lo hace el Sr. del paraguas, pero con un sol increible.

    Bellísimo el caso viejo de Lugo, casi tanto como esta instantánea.

    Un abrazo fuerte, Xuan.

    Enrique.

    ResponderEliminar
  14. Qué bonita fotografía de ese verano gallego.

    ResponderEliminar
  15. El verano del Norte es el verano diferente, nunca sabes a ciencia cierta lo que te espera, así que totalmente de acuerdo con tu pensamiento. La foto impagable.

    ResponderEliminar
  16. Nunca estamos satisfechos con lo que tenemos, los de cuarenta y pico queremos veintipico y estos quieren aquello... naturaleza humana digo yo...


    Buen procesado para una fotografía muy interesante y llamativa (vale llevar calcetines, ¿pero rosa?) y para no ser menos, a mí me gustaría cambiar la gota gorda por el paraguas, eso si me llevaría unos calcetines tobilleros por si las moscas.

    Saludos y buen verano!

    ResponderEliminar
  17. Una genial foto y una explicaciòn del verano muy especial. Enhorabuena

    un fuerte saludo

    fus

    ResponderEliminar
  18. Una foto que quita el hipo. No te queda más remedio que restregarte los ojos y cerciorarte de lo que ves. Y el procesado perfecto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. buena e interesante toma, el tratamiento exquisito realza la atmósfera del momento.

    ResponderEliminar
  20. Un verano en el norte es la envidia de los sureños cuando sudan la gota gorda.
    Ayyyyyy que fresquito, jejeje.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Creo que el lugar donde vivimos, si lo miramos con interés, y a veces no queda más remedio que hacerlo así, determina nuestra manera de mirar el mundo, lo sabes tú y lo sé yo también.

    Un abrazo, Xuan, todavía queda verano.

    ResponderEliminar

Archivo del blog