lunes, 1 de julio de 2013

Fibra melodramática



No nos engañemos: si llegaron a conocerse tan bien no fue gracias a su vecindad ni a sus raíces comunes. Tampoco tuvieron nada que ver sus interminables sobreentendidos a la luz perezosa de la tarde y menos aún todos aquellos proyectos que soñaron y nunca cumplieron, supongo que por falta de arranque. Tal grado de complicidad no brota ni siquiera del miedo, que lo hubo, a ser pisoteadas, devoradas, abrasadas por cualquiera de las inesperadas formas del tiempo. No, una intimidad como la suya solo puede ser el fruto de todos los desplantes que a lo largo de la vida se fueron perdonando. Y de tanta despedida que amagaron con cada ventolera.

20 comentarios:

  1. hablo bajito, para no separar con mi aliento ese efímero equilibrio... qué hermosas!

    ResponderEliminar
  2. ...es cierto, es en la adversidad donde se fraguan las relaciones...

    ResponderEliminar
  3. Sutil y aterciopelada, porque se intuye táctil y en la imaginación acaricio su suavidad
    Un abrazo Xuan

    ResponderEliminar
  4. Delicada, tierna, un procesado de lujo y un acierto esos puntos de luz al fondo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, bueno, esto es muuuuucho! Tus registros no terminan de asombrarnos.
    Y me encanta que así sea. UN LUJO.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me encanta como siempre en tus entradas el texto y la foto, la foto y texto.
    Ambos son maravillosos, XuanRata.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Perfilándose entre las cosas que dicta la obscuridad; con esas pequeñas tentaciones al acecho, agazapadas mientras esperan alguna duda o algún cansancio para desbaratar la historia.

    Natación sincronizada levemente distinta es lo tuyo, Xuan.

    ResponderEliminar
  8. Una maravilla más y a través del riesgo del monocromo. Con esmerada composición y luces haces esta delicia para la mirada, la mía en este caso y no sin envidia, también de tus palabras aqui en tu blog y en los comentarios que tan generosamente viertes en los demás.

    un abrazo.
    Miguel.

    ResponderEliminar
  9. La foto es excelente, pero el foto te introduce en una de las claves de la convivencia, tan difícil, que voy entendiendo que no puede darse entre humanos...

    ResponderEliminar
  10. Hermosas hojas, Xuan. Admiro tu imaginación. Casi he llegado a tomarles cariño.

    ResponderEliminar
  11. Tu encuadre convierte esta foto en misteriosa, y eso me gusta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Me gusta mucho el tacto de esta maravillosa foto; no me canso de acariciarla.

    ResponderEliminar
  13. Sencillamente, preciosa entrada, que sutilidad hay en todo.

    ResponderEliminar
  14. Me gusta el juego de luces y sombras para mostrar únicamente las hojas y las flores que haces con la foto. No es fácil de conseguir, pero creo que concebir un texto de estas características, con palabras propias del mundo de las plantas para explicar una relación amorosa, es sencillamente magistral.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. cada despedida, diz uma, é um mapa que me aproxima de ti...

    buenísima en esa luz tan dulce

    abrazo compañero (estas hibernando o...?)

    ResponderEliminar
  16. Este "Tú a tú" de dos rizomas, en un ambiente sumamente sensual...la oscuridad, la complicidad complementaria de las florecillas a su lado,invita a soñar con los momentos en que nosotr@s, las personas, hemos vivido algo que, aunque sugerido, flota en el aire, huele a romanticismo puro y neto, es poesía pura, y todo ello partiendo de la tecnología moderna,en forma de máquina capturaimágenes, que no sería nada sin una mente y una sensibilsdad privilegiadas, las tuyas, amigo Xuan...siempre consigues sorprenderme, lo sabes, verdad?
    Gracias por este regalo.

    Un fuerte abrazo.

    Enrique.

    ResponderEliminar

Archivo del blog