jueves, 8 de mayo de 2014

Mediodía

                                                                                                                                                                                            Pinto - Madrid

Buscándole un centro a la ciudad satélite acabamos por llegar a la plaza del pueblo, desplazada por las nuevas avenidas hasta los límites de una periferia incierta -casi puede oírse desde aquí la música perenne del centro comercial. La descubrimos con la emoción del vestigio. Su pasado es tan cercano como inalcanzable. Tal vez por eso, bajo la luz difusa del mediodía de un lunes laborable, solo los que nada temen se atreven a dar un paso al frente y buscarse en medio de la plaza como si aquí nada ni nadie pudiera encontrarlos.



16 comentarios:

  1. Un lugar enorme para acercar las pequeñeces que nos hacen personas. Una foto preciosa Xuan.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Qué poco te prodigas por estos lares últimamente, pero con qué grandeza :)))

    Como "Elevar al cuadrado", por ejemplo, que también me encantó.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Quizá no sea mas que un universo paralelo pues terminaste por encontrarlos. No imagino un centro comercial al lado de la esta plaza, sinceramente. ¡demonios aquí zanjó el rey una disputa por unos terrenos, "entre Pinto y Valdemoro" dijo el monarca. Por cierto la plaza es muy bonita y seguro que en ella para ellos alli los besos saben mejor. Estos repiten, seguro.

    abrazos

    ResponderEliminar
  4. Y el fotógrafo siempre al acecho, buscando la sorpresa del azar. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Muy guapa. ¿Cuando un asturiano viaja, se lleva la luz de Asturias consigo? Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Me parecen geniales y muy bellas tus fotos, mucho éxito en tu blog, tal vez podamos intercambiar opiniones un día., yo quiero hacer un blog que sea de turismo, viajes y sobretodo ecoturistico, que protejan la flora y fauna y el medio ambiente, donde se puedan compartir experiencias y tips.

    Hoteles en Culiacán

    ResponderEliminar
  7. Bonita composicion, que bien has pillado el momento, esa parejita ha quedado inmortalizada para siempre, buen procesado, saludos.

    ResponderEliminar
  8. Sólo los grandes tienen la oportunidades, el ojo, la sensibilidad.
    Bueno, ya esto lo sabía de ti hace tiempísimo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Preciosa foto y momento.
    Me sorprende ver lo vacía que está la plaza, parece que hay parejas que precisan bastante espacio vital.

    ResponderEliminar
  10. Un mediodía para ellos....
    Saludos.-

    ResponderEliminar
  11. Ee me antojan a mí que esas dos coquetas torres están compinchadas con la plaza entera, con la luz del norte y con ese aire que vacia el espacio para que todo el mundo vea este maravilloso instante. no sé donde, pero quiero ver cierta sonrisa en ellas.

    Me hubiera gustado firmarla, muchas gracias

    ResponderEliminar
  12. una vez me perdí en Pinto, vueltas y vueltas, la cámara no salió de la bolsa...

    ResponderEliminar
  13. Y entre Pinto y Valdemoro, uno se pierde, jajajaja.

    En serio, parece que llegaste cuando se acabó la fiesta. Me encanta la ambientación.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Coincido con el comentario de Alfredo Oliva (al que aquí felicito también por sus preciosas fotografías). Al ver la foto pensé en la Meseta pero la luz me hizo pensar que habías retratado la plaza mayor de algún pueblo asturiano. Sólo pude al principio sospechar la paradoja que tan a menudo, y para mi placer, encierran tus fotos, y tuve que mirar el pie de foto para saciarme ¡Autor!

    ResponderEliminar
  15. El mundo era de ellos dos, me gusta mucho ese juego de cuadrados del suelo y en combinación con los soportales.

    ResponderEliminar

Archivo del blog