martes, 13 de diciembre de 2016

Alma centrífuga




    La clave del secreto del funambulista reside en haber comprendido que siempre y en todo lugar caminamos sobre un borde tan fino como el filo de una navaja. Y que ese espacio es más que suficiente en este baile de sombras.


17 comentarios:

  1. Fantástica Xuan, todo un despliegue de sensaciones que inundan la retina :)))

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Si dices que la imagen te habla, Xuan. Cuantas sensaciones te debe de inspirar esta gata tan dulce y tan suave que se desliza silenciosamente contra la furia de una mar tan bravía como la del Cantábrico.
    Es impresionante.

    ResponderEliminar
  3. Una foto tremenda Xuan, lo tiene todo, esos colores azules, el naranjo complementándose, la tensión de la pata en el aire del gato, y además andando por encima de la valla. Y las texturas múltiples y perfectas, en fin, en fin.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mucho el contraste entre colores. Un abrazo Xuan

    ResponderEliminar
  5. Llevas razón pero es mejor no pensarlo.

    ResponderEliminar
  6. Una foto magnífica para un martes y 13, jajajaja.

    Que bonita composición y colorido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Chapi, no había caído en la fecha.

      Eliminar
  7. Me impresiona el instante tan acertado en que has captado la pose del gato, que me sugiere dinamismo y soltura para moverse siempre en el filo de la navaja. No tengo muy claro si la silla aporta o resta, pero sí sé que me resulta muy agradable visualmente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Oportunidad, color, contrastes, encuadre...no le falta un perejil

    ResponderEliminar
  9. Muy buena!!!...siempre es un placer dedicar un buen rato a admirar tu trabajo, mi más sincera enhorabuena!!!

    Saludos!!! ;)

    ResponderEliminar
  10. Con un gato todo es más secillo. Jejejej.

    ResponderEliminar
  11. Una imagen sensacional !!!
    Me encanta la distribución de los elementos y los colores.
    ... y sobre todo la dificultad de mantenerse en el filo de la navaja.
    Un abrazo, XuanRata.

    ResponderEliminar
  12. Ese gato entre dos horizontes parece dar cabida, en su instante, a la más pura levedad (en el espacio/tiempo que ese salto incompleto propone, anda metida la belleza) . Admirable.

    ResponderEliminar
  13. Para él es el camino de cada día. Muy chula.

    ResponderEliminar

Archivo del blog