martes, 13 de febrero de 2018

Rive Gauche



   Happy hour, de 4 a 8, happy hour, van cayendo una rubia, una tostada, happy hour, suena la trompeta de Lee Morgan en algún lugar al fondo del local, hojeo un libro de fotos de Winogrand, happy hour, pasa una vieja camioneta de mudanzas, un sillón azul, lámparas de pie, un espejo que devuelve un contrapicado de la calle, por una ventana asoma una mujer, labios pintados, París, Rive Gauche, happy hour, granizado de limón, risas de cristal, camisetas, turistas, blonde, brune, happy hour, qué pronto se pasa una hora, qué lejos el hotel y el Sacré Coeur, con sus escalinatas donde a esta hora empieza un botellón multiétnico, hora feliz, fruit rouche, abierto todos los días, solo para nosotros, en esta mesa que renquea, happy hour, dónde quedó, sombreros de paja, son las 9 y ya no subiremos a la torre Eiffel, nunca, tu y yo, happy hour.


11 comentarios:

  1. Sensacionales, la imagen y el relato. Muy bien conectados.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Feliz hora, bien aprovechada con esta foto.
    Salu2

    ResponderEliminar
  3. Fotón, es todo Glamour la foto, pero si hasta el chico movido parece que es un tipo con clase. Y las dos chicas por supuesto, con su vestido negros y las bambas del mismo color por cierto (se ha puesto de acuerdo, nunca he entendido porque las chicas hacen estas cosas, suene como suene). La composición me resulta innovadora, por lo que aporta la diferencia entre el dinamismo y la parte estática de la foto. En fin, me gusta mucho. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. La ciudad feliz, sofisticada, creativa. Un brillante relato urbano en un solo click.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Un momento que has logrado captar en toda su belleza y eso tal vez por la espontaneidad de las modelos y el paso "acelerado" del chico que cruza y parece mirarte justo cuando disparas. Bien captadas las luces del interior del local. Buen trabajo amigo. Abrazo

    ResponderEliminar
  6. La hora feliz, en contraste con las prisas de las grandes ciudades, aunque eso suponga dejar de hacer visitas a lugares turísticos, pero merece la pena, buena compañía, un lugar con encanto, un instante mágico.

    Un abrazo, Xuan.

    ResponderEliminar
  7. Curioso.

    La imagen en el sensor se forma invertida, de arriba abajo y de izquierda a derecha.

    Eso lo sabemos y es por ello, quizás, que tu foto presenta menos trepidación en la parte derecha.

    Porque en la derecha está el disparador, y el movimiento de la cámara ha sido visiblemente mayor.

    La imagen podría transmitir placidez, calma y relajación, pero por el efecto plasmado se convierte en dinámica, nerviosa e inquieta.

    Un abrazo Xuan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente la imagen está un poco trepidada y supongo que por eso he tardado en publicarla. Sin embargo, al final son las fotos las que mandan sobre el fotógrafo y terminan por imponer su capricho sobre nuestro criterio. Quiero decir que la escena se impone y somos capaces de hacer pasar los defectos por virtudes. Gracias, Minimal.

      Eliminar
  8. Un acierto: el movimiento del peatón es la esencia de la foto, me encanta.

    ResponderEliminar

Archivo del blog