miércoles, 17 de mayo de 2017

Los caminos del aire



    Durante un tiempo prefieres ignorar el cosquilleo. Mueves las alas, sí, pero solo para abanicarte. Continúas afanándote sobre los surcos, buscando la semilla malograda o el mínimo tallo que no advirtieron otros picos. Sabes que aquí mismo, bajo tus patas, está todo cuanto puedes desear. Hasta que una repentina corriente remueve el polvo de la tierra. Los álamos murmuran. Ya se abren los caminos del aire.


jueves, 11 de mayo de 2017

Utilidad del arte



    El arte alcanza su plena realización cuando en lugar de contemplarlo lo habitamos.


viernes, 5 de mayo de 2017

Ruta A-66



    Al otro lado de la ventanilla acontece el paisaje. Las ultimas luces de la tarde subrayan con tinta amarilla un cerro, un cultivo, el volumen desnudo de una construcción. A este lado, la autopista por la que me desplazo, o sea, me deslugarizo. Disparo fotos como el que lanza cabos a la orilla. Fallo, luego insisto. Divido los segundos en fracciones cada vez más pequeñas. Infinitesimales. Por un instante imagino que he alcanzado a la tortuga.


martes, 25 de abril de 2017

Lector ambulante



    Leer entre líneas tiene sus riesgos: a poco que te descuides te acabarás estrellando contra algún pensamiento imprevisto.

martes, 18 de abril de 2017

En la nube




-Desde que te conocí vivo en una nube -dijo una gota a otra, acercándose hasta tocarla.

-¿No crees que nos estamos precipitando? -le contestó aquella mientras caían.


jueves, 6 de abril de 2017

Espejos



-Espejito, espejito: dime, por favor: ¿quién es la chica con más seguidores de toda la ciudad? 

-Tú, sin duda, mi ama. -contesta Soulmirror, la nueva aplicación solo disponible para smartphones de última generación.


viernes, 31 de marzo de 2017

Maniobra de acercamiento



    Me dices, muy seria, que las ortigas no pican si al tocarlas contienes la respiración. Menuda tontería, te digo, de dónde lo has sacado. Que lo has oído desde niña, me contestas, que por fuerza tiene que ser cierto. Si tan segura estás, por qué no haces la prueba, te reto señalando un mato que crece al borde del camino. Dudas un instante, acercas la mano, te detienes, tomas aire y sin más agarras un buen manojo...un grito agudo como una aguja traspasa el aire al tiempo que sueltas las ortigas y las miras incrédula, dolida, avergonzada. Yo evito cualquier comentario y soplo suavemente la palma de tu mano. En el fondo sé que esta victoria no se la debo a la razón sino a mi cobardía.


sábado, 25 de marzo de 2017

Piezas de museo



    Nuestro hombre en su afán de no repetirse y también, de paso, reconocer el valor único de cada palabra, su condición de obra de arte indiscutible, se propuso no reutilizar ninguna. Cada vez que pronunciara un determinado vocablo sería la última. 

   Su discurso se volvió entonces mucho más preciso pero al mismo tiempo carente de fluidez: tan pronto hablaba casi en aforismos, con frases cortas y esenciales, como recurría a interminables rodeos y perífrasis hasta para pedir una cerveza con tal de no utilizar el término en cuestión. Oírlo hablar era como contemplar al escalador trepando una pared vertical sin sujeciones, localizando cada próximo asidero antes de mover un dedo. 

   Poco a poco fue agotando su vocabulario, que tampoco era tan extenso como creía. Tras una fase de metáforas audaces sus mensajes empezaron a resultar tan arcanos que muchos llegaron a tomarlo por el profeta de alguna olvidada religión. Cuando al fin acabó con todas sus palabras, primero emitió un profundo suspiro y después comenzó a dar saltos entre sonoras risotadas. Y esta vez todo el mundo lo entendió sin necesidad de decir nada. 

jueves, 16 de marzo de 2017

Ser en si



Cada día 
seguía a muerte a un equipo de fútbol diferente 
rezaba a un dios distinto 
prefería otra marca de cerveza 
frecuentaba un café donde nunca había estado antes 
se enganchaba a una serie 
apoyaba sin fisuras a un nuevo partido 
cambiaba de desodorante y de opinión 
como de amigos 
cada noche (tal vez no tanto) 
juraba amores eternos 
y de vez en cuando a todo esto hacía una excepción. 
Lejos de reinventarse pretendía 
ser únicamente 
fiel a sí mismo.


jueves, 9 de marzo de 2017

Mala racha




    Un día de repente los hijos han crecido y nadie se preocupa por el futuro de los recuerdos huérfanos que dejan: estos, abandonados a su suerte, piensan que se trata tan solo de una mala racha. Que pronto todo volverá a ser como era antes. No sé, tal vez el Ayuntamiento debería habilitar un lugar donde depositar esa infancia desechada, una casa de empeños donde al cabo del tiempo, pero antes de ser demasiado viejos, pudiéramos recuperarla a cambio de toda la nostalgia que iremos acumulando después de dar la juventud por perdida para siempre.


Archivo del blog