jueves, 18 de diciembre de 2008

Ella o la belleza


Yo aquí y ella en el otro extremo del vagón detenido, uno mirando a babor y otro a estribor, uno a proa y otro a popa, enfrentados y simétricos, ajenos y lejanos en el tren de cercanías. Sin embargo, la luz cenicienta de esta tarde de diciembre trae su rostro, de refracción en refracción, hasta mi ventanilla. Afuera, la lluvia que cae horizontal es el azogue necesario. Si a su vez ella captara en su ventanilla mi reflejo, nuestras miradas se cruzarían, pero lo harían en un punto que queda fuera del prisma de este tren. Viajamos a bordo de una geometría excéntrica, donde nada sucede aquí ni ahora. El paisaje empieza a cambiar. La velocidad se convierte en una trama que desdibuja sus rasgos y va diluyendo con mano firme todos sus defectos: cierto exceso de nariz, labios algo adelantados... Pronto de ella solo queda la belleza, ese efecto de la mala memoria y los vidrios empañados. Pero esa belleza ya no es ella. Su esencia se perdió con sus detalles. El paisaje se detiene, es mi parada. Desaparezco sin más en el fondo del azogue.

29 comentarios:

  1. Very subtle and soft. This is a thoughtful image.

    ResponderEliminar
  2. Sumido en el reflejo, absorbido en el juego geométrico, rodeado de los hilos de la belleza.
    Extraordinaria entrada. Invernal.

    ResponderEliminar
  3. Pura poesía visual y escrita.La musicalidad del texto escrito me lleva a verlo escrito en otro formato. A riesgo de repetirme "Poesía pura".
    El merito esta en que seas capaz de escribirlo con todo el "ruido ambiental" que te rodea.
    Chapeau

    ResponderEliminar
  4. Me gusta lo que captas en esa imagen y lo que de ella queda en tu memoria.
    Describes y transmites
    Genial!
    Besos desde mi alma.

    ResponderEliminar
  5. muy buena... yo creo que ese deseo de cruce de miradas nos ha llegado a pasar alguna vez a todos en la vida...

    ResponderEliminar
  6. Has conseguido plasmar la imagen de la memoria colectiva en esa toma con la sutil delicadeza de quien aún revive el instante.

    ResponderEliminar
  7. Es algo que siempre he pensado: en un tren, no hay ni aquís ni ahoras. Todo se concentra en un momento deslizante, en un lugar que ya no es el mismo cuando te paras a pensarlo. Y sin embargo, tienes tanto tiempo para pensar a bordo de un tren que falazmente pareces apresar todos y cada uno de esos momentos que se te escurren de las manos entre parada y parada.

    Una entrada genial. Con otra de tus reflexiones geniales.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. A veces uno queda prendado para siempre de algunas huellas como ésta de la foto

    ResponderEliminar
  9. Te quedas un rato mirando. Intentando descifrar los rasgos de la cara y la expresión de ese momento.
    Muy buena Xuan.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Una entrada de prismas y refracciones, donde la protagonista es la luz.

    El entorno horizontal y móvil del tren dió marco a esta historia de belleza y memoria.

    Un abrazo.

    Antón.

    ResponderEliminar
  11. Mis más sinceras felicitaciones por esta foto y este texto. Magnífica entrada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. El ser es efimero, el momento es el que importa, el detalle.
    La fotografia es genial con ese desenfoque que sugiere mucho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Cruce de distintos tránsitos, después los tonos son puestos por la evocación.

    ResponderEliminar
  14. COmo fotografías? con la digital co conlas palabras? Aveces lo mejor sólo está en lo sugerido

    En la entrada anterior me gusto lo de "fotoprotector" yo no hago mas que disparar y tu "na mas" que proteger cachis¡¡¡
    saludos brujos y felices fiestas, de haberlas...

    ResponderEliminar
  15. Y cada uno acabarais en destinos distintos, tu te quedarás con ese bello recuerdo que te trajistes y ella con los pensamientos que le inspiran lo que hay al otro lado de la ventana......

    Impresionante la foto de la sombra del pintor!. Eres un crack poeta!

    Feliz Navidad

    ResponderEliminar
  16. La fotografía de un recuerdo
    Excelente!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. En el espejo se refleja el alma. Esa nada contenida que nos hace pensar en falsas inmortalidades y milagrosas actitudes precoces. Cierto maestro Zen solía decir que todo lo que nos sucede es un reflejo de la nada.
    “Ante la imagen, me postro, como si de una aparición mariana fuere. Quedo a la disposición de la dama por si fuese menester cualquier trabajo por ella requerida. No seria mayor pago por su parte que una linda sonrisa. Desde el otro lado del cristal la veo tan tierna como deseable”.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  18. Con tu prosa e imagen escribes y describes sentimientos pasajeros... poeta!

    ResponderEliminar
  19. Un instante, una imagen efímera..pero, siempre queda algo en la memoria..aunque sea borroso

    Un café??

    ResponderEliminar
  20. Lo frugal...lo efímero. Tiempo y distancia. Lugares neutros como un tren que no está en ningún sitio específico pero pasa por todos a la vez.
    El tren de la vida como dicen algunos.
    Siempre invitando a la reflexión de un modo u otro Xuan. Gracias.
    Saludos desde Argentina. Lupe

    ResponderEliminar
  21. Entre la difusión de la foto y la precisión del texto, me pierdo, Juan. Y el problema es mío: en cuestión de geometría me resulta difícil ir más alla de los senos y cosenos: de ahí no salgo. Seguro que era tan bonita como esta entrada. Un saludo

    ResponderEliminar
  22. Lo que capta nuestra retina y lo que guarda nuestra memoria...no siempre es lo mismo.
    Felices fiestas amigo Xuan.

    ResponderEliminar
  23. ostras Xuan!! que raro se me ha hecho todo. de entrada la foto me dejó frio y gris como el dia, pero el texto me abrió los ojos de par en par y me hizo "ver" la imagen de otra manera, mucho mas gráfica incluso. Eres un excelente contador de sensaciones y eso tiene mucho más mérito cuando uno lo hace en tan pocas lineas como tú.

    ResponderEliminar
  24. Tu comentario en mi blog me ha permitido descubrir esta joya. He pasado unos instantes deliciosos con tus fotos y sus textos; ingeniosos, intensos, melancólicos a veces. Anoto en mi agenda dedicarte una foto de este país tuyo, tan verde, tan vital, y en el que tengo tan buenos amigos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Qué imagen...he recorrido tu galería y tienes una forma muy especial de ver las cosas...me encanta...Te seguiré de cerca...

    ResponderEliminar
  26. Y dónde, si no en la memoria, reside la belleza perfecta...

    ResponderEliminar
  27. muy bonito juego con el desenfoque. bella imagen.

    bones fiestes!

    ResponderEliminar
  28. Cuando se estiliza la imagen, se minimalizan sus particularidades y se sacrifica la identidad por la belleza. Pero esto solo ocurre cuando se concibe la belleza como arquetipo.No es así cuando se busca la belleza en la esncia de la realidad y en sus imperfectas circunstancias.Y ese trayecto en el tren es la fugacidad del momento eterno, bello, perfecto. El constante fluir del tiempo, los escenarios y las circunstancias que conducen a la belleza.
    Magnífico tu texto e imagen, si señor

    ResponderEliminar

Archivo del blog