jueves, 11 de noviembre de 2010

Aguadas


El temporal venía con las horas contadas, y lo sabía. Así que en cuanto el aire estuvo lo bastante saturado de rabia y azul, empezó a vaciar el cargador sobre nosotros. Veinte minutos apenas para un diluvio breve y eficaz, calculado, acorde con este tiempo sin héroes ni culpables. Cada uno escapó por donde pudo. Me metí dentro del coche, con el motor y las luces apagadas, la cámara encendida en lugar del cigarrillo. Del otro lado del cristal la misma mano que azotaba al mundo fue pintando paisajes sucesivos en una sucesión desordenada de todos los estilos, combinando a capricho los cambios de luz, la intensidad de la lluvia, la condensación de mi respiración sobre la luna. Los limpiaparabrisas y mi mano, fuera y dentro, dentro y fuera, pasaban las páginas del álbum. Cuando dejó de llover, los haces de de los faros hicieron caer la noche de repente y nos dispersamos, como desconocidos.

Pocas veces me he sentido menos autor de unas fotografías, aunque en el fondo sean hijas del mismo afán y el mismo azar que todas las demás.


22 comentarios:

  1. "Saturada de rabia azul" una expresión muy acertada, me gusta.
    Tus fotos parecen verdaderos cuadros impresionistas.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  2. No sé si me gustan más las fotos o el texto . Enhorabuena . Saludos

    ResponderEliminar
  3. Me gusta más la primera, y con esos temporales hay que tener cuidado que de vez en cuando, sobre todo por esas tierras, se lleva alguien por delante, o mejor dicho, hacia dentro...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Este Otoño, nos trae toda la fuerza del mar con sus días grises, la rabia de la brisa marina y cargados de agua
    Dos fotos muy buenas, y buen procesado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Parecen unas acuarelas aguadas ( a la técnica de la luna del coche). Originales y bellas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. La primera es buena, muy buena, la segunda, una obra de arte. Supiste esperar el momento y eso tiene su premio. Como dicen ahota "yo lo alucino"
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Qué instantes más maravillosos.
    Poética del caos.

    ResponderEliminar
  8. Trepidante temporal. Las fotos habla por sí misma, en especial la segunda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Maravillosa conjunción entre la imagen y el texto.
    Impresionantes ambas.

    ResponderEliminar
  10. Aguadas expresionistas.
    Me gustan, dicen mucho del lugar.
    Y de ti, ojo/mano/corazón.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. ¿Cómo puede decir que sus fotos son hijas del azar? Si así fuese usted sería el fotógrafo más afortunado del mundo. A veces al buen hacer le llaman suerte, pero suelen nombrarlo así los envidiosos, no los propios autores.

    ResponderEliminar
  12. La imagen es y será siempre lo que se 'divierte' afuera y se 'ordena' dentro. Somos dueños del momento no de la imagen.

    Te sigo diciendo lo del poeta chico y prosista certero.

    ResponderEliminar
  13. La Naturaleza hecha abstracción en tus manos....sólo un genio tiene tu sabiduría. Me han encantado.

    Un abrazo muy fuerte.

    Enrique.

    ResponderEliminar
  14. He abandonado la fotografia e internet pero no podía dejar de comentar (hoy que me he dado un paseo por la red) estas auténticas maravillas del arte que son tus fotos hoy.

    ResponderEliminar
  15. sobre todo del afán tan grande con el que estás en la mayoria de la veces, en los sitios oportunos y a veces, sólo a veces, algo de azar, pues en mi humilde opinión este es provocado más que buscado.

    que envidia poder acercarse en un momento a la costa y ver esas enormes olas, me pilla algo lejos.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  16. El espirito de Turner a pasado por ahí, envuelto en la borrasca.

    ResponderEliminar
  17. este tipo de fotos son mi debilidad...

    ResponderEliminar

Archivo del blog