domingo, 13 de diciembre de 2009

Fronterizo


Encuadrado tal vez. Encasillado nunca. Experto en gestión de bordes. Presto a desaparecer.

27 comentarios:

  1. La primera impresión que me dio era de que el gato estaba dormitando en un nicho vacío con todos sus vecinos morando su adosado. El detalle de los ojos es lo que hace de ésta una buena fotografía. Sin esa mirada penetrante, intimidadora, no sería lo mismo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Son hábiles hasta para posar. Eso si, nunca pierden la concentración. Tu... tampoco.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Con unpie en este mundo y otro en la otra dimensión.
    Mágicos.

    ResponderEliminar
  4. Con esa cara de listo, habría que saber que texto le puso él a la foto que te hizo ;)

    Autor!

    ResponderEliminar
  5. Simpático modelo apenas por um instante.

    ResponderEliminar
  6. siempre me pregunto cómo nos ven ellos a nosotros, los observadores de gatos.

    ResponderEliminar
  7. Genial fotografía!
    Me encantan las fotografías de gatos.
    Estos animalillos son tan misteriosos , me transmiten mucho, una sensación de poder y un no se que, que me encanta para fotografiar...

    Saludos y mana!!

    ResponderEliminar
  8. what a sweet image and great epxression! And very nice B&W!

    ResponderEliminar
  9. que buena vaya momento..si buscas 2 gatos mas y 3 perros puedes jugar a las 3 en raya..jejej.
    salu2

    ResponderEliminar
  10. Fantástica, intrigante, misteriosa .... qué tendrán los gatos, siempre con esa imagen al borde de la realidad?. Muy buena la toma

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Interesantísimo encuadre y composición y el virado bien también aunque yo quizás lo habría hecho más negro...

    ResponderEliminar
  12. Abro inciso en mi letargo bloguero tal vez motivada por la hipocresía del espíritu navideño... hoy sentí que aquello "de mas vale tarde que nunca" no me apetece así que vengo a desearte unas Felices Fiestas.

    De mi atraso destaco dos fotografías.. Tareas domesticas y estas aunque como siempre, todas me llenan el alma.

    Mil besos

    mucho mas de mi que de...lirio

    ResponderEliminar
  13. O dicho de otro modo: La frontera de una foto no deja de ser nuestro zarpazo a la imagen.

    ResponderEliminar
  14. Una foto preciosa, todo el motivo en sí, el color y la composición. Saludos

    ResponderEliminar
  15. Buenísima foto, con una composición y blanco y negro excelentes!

    ResponderEliminar
  16. Tenemos un vigia de categoria.
    Que gran entrada!

    ResponderEliminar
  17. Modelos por naturaleza, fantastica foto.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  18. pequeños huecos dejados en puertas y portadas se han dejado siempre para que estos curiosos animales entren y salgan a su antojo, para buscar la comida cazada y no dada o al dictamen de la defensa de sus territorios o a intentar quitarle la novia a otro o... para lo que les venga en gana. La otra noche eschuche una riña de gatos, la verdad,resulta inquietante escucharlos.

    ResponderEliminar
  19. Te mira, nos mira.
    Sereno y elástico, se acomoda en un borde levísimo. Todo lo contrario a nosotros, necesitados de anchos espacios seguros.
    Por eso nos mira, incrédulo y desconfiado.
    Agazapada, te mando un beso

    ResponderEliminar
  20. ¿Como leches hace para sujetarse ahí?

    Bien captado

    ResponderEliminar
  21. Tiene una mirada de lo más penetrante, qué barbaridad, parece q te va a convertir en estatua de sal!
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Una fotografía preciosa, bien vista y muy lograda, felicidades un días más :) Saludos y un besote Xuan!!

    ResponderEliminar
  23. Si los gatos tuvieran memoria fotográfica, acabarían conociendo a infinidad de fotógrafos. Hay entre ambos una tensión permanente, a ver quien mira mejor...

    ResponderEliminar
  24. Buenas tardes, XUANRATA:

    No niegues que este siamés te había visto -otras veces- sacar fotografías por los alrededores. Te miraba curioso, y quería posar para ti, al igual que la araña que en el hueco de la ventana donde él se había instalado estaba fabricando las cortinas; y las buganvillas...
    Excelente fotografía, en la que ha quedado plasmada la espera de la caricia que ofrece la luz, en su desplazarse por la pared, que se repite día a día, como en un rito.

    Saludos. Gelu

    ResponderEliminar
  25. Como siempre atentos a todo y nada se os escapa, ¿no será tu doble o tu otro yo?

    ResponderEliminar

Archivo del blog