domingo, 19 de octubre de 2014

Trayectorias

                                                                                                                                                                          Aix-en-Provence, Francia

Llego tarde a Aix-en-Provence, a esa hora en que las sombras pintan de azul la ciudad vieja, esa hora no fijada en la que con exactitud ferroviaria se vacían las calles y se llenan las plazas. Llego tarde, sin duda, con las tiendas cerradas y las visitas pospuestas para un día en el que ya no estaré aquí. Y sin embargo, algo me dice que este es el retraso exacto, la impuntualidad que me libera de todo lo proyectado y me revela la cara más libre de la ciudad, el plano donde todas las trayectorias se toman de la mano. Llego tarde a Aix-en Provence y le hago la promesa de regresar más puntual, de dedicarle toda la atención que se merece, de que volveré para quedarme. Nos tomamos las cervezas en una plaza donde todo el mundo es joven y hermoso y en esta hora incierta nos creemos felices todas las mentiras.

19 comentarios:

  1. Una foto que puede tener varias lecturas. como todo en la vida, Me ha gustado.

    ResponderEliminar
  2. Ese gesto de recoger la pelota y la mirada de la mujer ... instantes que fluyen en armonía en las situciones cotidianas. Y que gusto da fotografiarlos.
    Un abrazo Xuan

    ResponderEliminar
  3. Un instante excelentemente captado, un gran blanco y negro y muy acertado el tiempo de exposicion con ese ligero desenfoque del hombre que da dinamismo a la escena, muy buena toma, saludos.

    ResponderEliminar
  4. buenos reflejos, los del hombre en una postura imposible para mí, y los tuyos que no si me da por pensar que ya tenías la foto en mente, que lo de la pelota fue un accidente que te vino muy bien porque estas cosas no se improvisan.

    abrazo

    ResponderEliminar
  5. Trayectorias diferentes, pero al fin y al cabo... trayectorias.
    Un saludo
    Maritza

    ResponderEliminar
  6. Justo ahí está la belleza inherente a la fotografía. Hace falta muchísimo tiempo, muchísima intuición, muchísima generosidad, para poder detener cinco instantes en una sola imagen de la forma en que lo has hecho.
    Diría que un placer, pero confieso que han sido dos o tres.

    ResponderEliminar
  7. Todo puede suceder en un instante dado y tú, atento, lo captaste.

    Curiosa escena, llena de detalles y miradas. Me gusta.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Realmente no sucede todavía nada, todo está a punto de suceder. Me gusta mucho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Preciosa foto, esta llena de detalles, miradas, situaciones cotidianas que cuentan una historia

    ResponderEliminar
  10. El momento decisivo del que tanto y tanto se habla y sobre el que tanto se elucubra y discute. Eso es lo que está en tu foto Xuan, ni más ni menos. Pura realidad de la realidad que has sabido eternizar para siempre. Algo sucedió y ya no se repetirá jamás. Un aplauso

    ResponderEliminar
  11. Sobre esta escena uno se puede inventar mil historias, cada uno cuenta una o varias, y los ausentes también cuentan, ¿como será ese niño que lanza esa pelota?. Aissss... echo de menos tu pie de foto, ¿qué nuevo viaje nos depararía? La foto estupenda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Subo ese pie de foto, MJ, aunque sea con retraso, pero supongo que es el retraso preciso. Besos.

      Eliminar
  12. Trayectoria que marca la calle, las líneas que hay en ella, las personas que van, las que vienen, las que miran, ... e incluso las que fotografian ese preciso momento.
    Enhorabuena Xuan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. La elección de agacharse en vez de parar la pelota con el pie cambia el destino de la foto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ahí va una teoría. Se trata de un ex jugador de balonmano y para él lo natural no es el pie sino la mano ¿por que no? o le pilla con la pierna mala o simplemente la maleta es quien decide.

      Eliminar
  14. Gracias, nunca es tarde si se disfruta.

    ResponderEliminar
  15. LLegas tarde y pillas mucho: un momento, un encuentro, una conversación...
    Y no estaría, flotando, Cezanne en alguna parte?
    Besos, Xuan, besos

    ResponderEliminar

Archivo del blog