viernes, 21 de noviembre de 2008

La casa de la pradera

Caserío en Viodo - Gozón (Asturias)


Leo en la sección de noticias locales que en el área residencial de Roces, una parroquia rural a las afueras de Gijón en proceso de urbanización, se construirán, además de las viviendas inicialmente previstas, dos rascacielos de 100 metros de altura diseñados por un arquitecto de postín. Cuesta imaginarse dos torres de tal envergadura en un lugar donde ahora mismo pacen las vacas, ajenas a cualquier otro proyecto que no sea su rumiada sobremesa. Uno, que es mal pensado por pura deformación profesional, se siente tentado a creer que se trata de una nueva maniobra para multiplicar el beneficio por un factor equivalente al número de plantas. Pero no. El Sr. Director Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo nos aclara que el objetivo del proyecto no es otro que “dignificar la periferia”. Lo que no aclara, sin embargo, es el sentido de tal dignificación. Tal vez el Sr. Director, al que le supongo un rancio abolengo urbano, quiere decir que lo rural es indigno, porque el campo, ya se sabe, está lleno de moscas y de unos tipos con boina que se empeñan en querer vivir del absurdo negocio de cultivar alimentos y ordeñar animales en una pequeña propiedad. Aunque también es posible que se trate de algo más prosaico y se refiera el Sr. Director a la conveniencia de aumentar el atractivo y, por tanto, el valor de la zona añadiendo una construcción de carácter emblemático. Uno, que no siempre es mal pensado sino más bien tirando para ingenuo, suponía que la manera de incrementar el atractivo de un área residencial era dotarla de los mejores servicios asistenciales, educativos, sanitarios, de transporte y hasta de ocio, pero parece ser que esta idea es tan obsoleta como la de la pequeña agricultura.


Da la impresión de que el concepto de dignidad anda algo tocado últimamente. Cuando se afirma sin pudor que un estucado con firma de autor sobre el techo de un salón de actos favorece la defensa de los derechos humanos por el simple hecho de haber sido financiado con cargo a una partida asignada a ese loable objetivo, es que estamos ante una clase de dignidad puramente nominal, que ya nada significa. La dignidad del dignatario. La dignidad de la etiqueta.


Y es esta clase de dignidad la que sin duda triunfa entre nosotros. Paso la hoja y leo que más de 500 asturianos se han alargado el pene en los últimos cinco años mediante un extensor que no requiere cirugía y permite ganar hasta cuatro centímetros. No menciona el artículo cuál es el motivo que ha llevado a tantos hombres a utilizar dicho dispositivo, pero no hace falta preguntar a ningún director regional para concluir que se trata, una vez más, de la necesidad de “dignificar la periferia”.

27 comentarios:

  1. Wow sumamente espectacular, tengo una duda las nuevos fueron por aparte verdad.
    Pero eso es una detalle jejeje pero me agrado bastante sumamente espectacular
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con tus palabras. La aberración del territorio en manos de arquitectos es el pan nuestro de cada dia. Los geógrafos estamos en la periferia, nadie dignifica nuestro trabajo y nuestra visión multidisciplinar para ordenar el territorio. Así nos va!
    Si algun dia vienes por València, date una vuelta a ver lo que queda de l'Horta y en cambio las burradas de terreno urbanizado con poca o nula sensibilidad y respeto por las formas de vida tradicionales. Especulación. Sin más.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. En cada país suceden cosas similares, aquí, hacen lo que ellos creen les puede promover y generar publicidad, dejando a un lado las verdaderas necesidades y carencias de la sociedad.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Nos estan dejando sin espacios naturales y sin muchas especies autoctonas.
    Cada vez cuesta más ver los extraradios de las ciudades con algo de naturaleza.
    La foto es preciosa y es una lastima que todo esto tenga que desaparecer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. wow .. tambien! Que foto espectacular!! Que me recuerda en una foto en una exposición de fotos, que nunca olvido, cuando estuve un niño.
    ESTUPENDA!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Todavia se sigue con la especulacion y/o con los sueños de grandeza...
    No se aprende...

    ResponderEliminar
  7. Uff. temazo y foto. Por partes: la foto: obra maestra (aunque hemos de reconocer que ese medio asturiano de suaves praderas tendidas como si fueran alfombras cubriendo la tierra pone mucho a que la foto sea magnífica; por no mencionar esas perennes nubes grises con su punto de nieve y todo). Y el texto: inconmesurable, puesto que de medidas y de periferias se habla. Ese señor director de no se qué se ha equivocado: lo que hay que dignificar es el centro, hay es dónde radica el mal; la perifería ya tiene bastante con soportar lo que soporta. Y en cuanto a los preocupados por la cuestión penenómetrica o como se diga, yo solo les recordaría que la presión se contabiliza en bares y se mide con el barómetro: lo demás son confusiones.

    ResponderEliminar
  8. Creo que nunca te había leído tan airado, y que la causa lo merece. Las vacas serán de plástico duro, y moverán la cola a tiempo tasado cuando les metas un euro.

    Lo de Barceló me indigna no sólo por quienes pagan sino también por quién cobra. Los artistas deberían asumir su parte de responsabilidad para acabar con la locura de los mercados del arte.

    Y los ciudadanos, por cierto, podríamos dejar de votar, salvo que nos alegre compartir nuestro destino con quien, además de pagar nuestras pensiones, construye rascacielos que ocultan el sol y prefiere el plástico a las boñigas.

    ResponderEliminar
  9. Cuando he empezado a leer tu entrada he pensado que tal vez, la noticia había sido publicada un 28 de diciembre. Como suele pasar, la calidad supera todo intento de comprensión.
    Es difícil de entender aquello que pasa por la mente de un personaje capaz de destrozar lo apacible a cambio de dignificar una zona a base de buen cemento. La actitud de ciertos personajes me produce una sensación de ahogo incontrolable.
    Como siempre quedara la imagen para recordar, o llorar.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  10. No sé por dónde empezar, si por la foto o por el texto, ambas dan para mucho y no tengo demasiado tiempo.

    De la foto, sólo puedo decir que es increíble, esa nube radiante y solitaria despidiendo el temporal, el sol apretando los colores de la pradera, la luz, la textura de la tierra...Vamos un pedazo de imagen, de un pedazo de sitio en un pedazo de momento...

    Sobre el texto, has soltado tres perlas que dan para mucho: Sobre la primera, yo sí soy mal pensado, el modelo vertical sólo tiene un objetivo, ahora lo que está por ver es quién se va a untar las manos con manteca...; Sobre lo segundo, pensamientos gemelos, y no de esos gemelos que se distinguen, sino de los que cuesta, lo más gracioso es que nadie tiene la vergüenza ni tan siquiera de intentar dar una justificación, porque está claro que tenemos que estar orgullosos, porque en la etiqueta pone 'Made in Spain'...; Y sobre lo último, prefiero no pronunciarme, jajaja, porque hay quien dice que es como el dinero, mientas más mejor, que nunca está de más aunque yo no lo tenga en mi Top Ten....

    Saludos Xuan y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. Nos empeñamos en destruir el mundo y alargarnos el pene. Somos el vivo ejemplo de lo indigno.
    Mejor, un paseo por esa imagen para recuperar la paz.

    ResponderEliminar
  12. querido Xuan olvidas que la realidad siempre supera a la ficcion. soy de la opinion de que hoy dia cualquier mindundi puede ser director general de lo que sea y así nos luce el pelo. Es triste pero se constata un dia sí y al otro tambien, cuanto mas inutil, inculto e incapaz eres mas facil tienes "progresar adecuadamente" (como se dice) en la cosa publica, da igual si luego te dedicas a hacer rascacielos en el Amazonas o campos de golf en el desierto del Sahara, pequeños detalles sin importancia que los mortales, pobres tontos e ignorantes debemos agradecer a estos iluminados de la estultia humana. Que dejen en paz los campos, las vacas, y a las gentes con boina como tu dices y se preocupen por aprobar al menos el bachillerato, en mis tiempos el significado de la palabra dignidad -que no concepto, eso son otras cosas- se aprendía por puro ejemplo de quienes te rodeaban, desde muy pequeñito. si sobre dignidades hablamos mas les valiera cogerse un diccionario e informarse antes de meter la pata hasta la fondo y saber de que están o pretenden hablar. la foto excelente, preciosa y cuando haya que firmar para echar abajo está alocada idea pásame el papelito en cuestión.

    ResponderEliminar
  13. Todo el artículo es bueno Xuan, pero el final es espectacular. Échate a temblar y no te atrevas a pregntar que entiende el señor Director general por "dignificar" y sobre todo refiriéndose al a periferia. Parece ser que tiene que ver con pon una torre en tu vida, o al menos algo que sea largo.Estamos en manos de urbanistas y arquitectos.La foto es preciosa, parece que va a salir por esos verdes el bucólico Charles Ingalls (Michael Landon) con una brizna de paja en la boca jajaja

    ResponderEliminar
  14. Es un mal univerlsal, querer destruir por dinero o por poder en nombre de lo que sea.

    Que bella foto con su suave y verde paisaje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. ...cuando terminen de enladrillar el último rincón del campo...a ver qué comeremos (incluidos ellos)...dónde miraremos algunos pocos para relajarnos e inspirarnos y "vivir"?
    por ahí no se puede intentar algún tipo de movilización para evitar esa masacre?
    Aquí, como dice August...ya no queda casi hierba para verla crecer...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Por partes, la fotografía me parece espectacular, con esa casa en medio del campo con esa nube iluminada justo encima de ella; vamos, que estuviste esperando ese rayito de sol, lo estoy viendo...

    En cuanto a las operaciones inmobiliarias de gente que no tiene escrúpulos ni pasión por el arte, ni sensibilidad ninguna, se dedican a esto, a enseñar a vivir a gente que no les ha pedido que les ayuden. Así, que yo también vivo en una de las regiones más corruptas de toda España, que no es otra que las Vascongadas, venga abrir y cerrar zanjas donde ya se había abierto ni hace 2 meses...

    En cuanto a lo de las prótesis de otros periféricos en forma de miembro viril, bueno, es otra señal de que nos sobra el dinero y las ideas estúpidas. No sé dónde he oído que en alguna discoteca también sortean una operación de aumento de pecho para las niñas que entren...

    Los tontos están sueltos y están mandando en el país y en todo el mundo. Por contrario, los locos son los que hacen revoluciones y están escondidos en las trincheras de la espera.

    ResponderEliminar
  17. Xuan, no puedo seguirte como quisiera, para poder aprender de tus fotos.
    Esta tiene un colorido digno de una gran pelicula, y la anterior me encanta pues es una de mis aficiones fotografiar charcos en un sitio donde no llueve.
    Desde mi ultimo comentario veo una gran profusion de fotos distintas y soy incapaz de decir cual mejor.
    Sigue fotografiando para que `podamos disfrutar de ellas, aunque sea de tarde en tarde.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. La dignidad es retirar la periferia más alla, más incluso.
    Que sea inalcanzable.
    En esa periferia ni la longitud del pene tiene importancia y el Sr. Director no recuerda donde queda.

    ResponderEliminar
  19. ce ne sont pas des moulins dans la tradition espagnole?? :-)) excellente lumière

    ResponderEliminar
  20. sucede en todas partes, la industria inmobiliaria arrasa con todo normalmente con el apoyo de señores directores de planificación o de desplanificación del entorno que se olvidan que tienen hijos y que serán un día abuelos con nietos que necesitarán un pedazo de suelo periférico hermoso...inexistente.

    La foto es muy buena ¿por qué no se la mandas al Sr. Director, Xuan? enmarcada y lista para que la ponga frente suyo a que recuerde lo que se perdió.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  21. La foto espectacular, esa nube con ese tono me parece una explosión de luz. El texto de los mejores que te he leido..... cada obra tiene su sitio y no creo que en medio del campo se consiga algo más que enriquecer unos bolsillos.....Hay que tener valor con la que está callendo y el stocaje de viviendas que hay que se siga pensando en ciertas ideas de urbanismo.

    ResponderEliminar
  22. Quise ponerte un comentario cuando vi la foto, pero no tuve tiempo, pero tengo que decirte que captaste el momento de luz culminante cuando el sol se va recogiendo por el este del Cabo de Peñas e ilumina Viodo mientras los que quedamos al oeste somos barridos por esas nubes grises y oscuras que preludían la noche, esa luz era tan habitual antes a finales del otoño y principios del invierno, ya casi no recordaba ese brillo luminoso, recuerdo cuando mi hermano y acompañabamos a mi padre a Viodoa una casa-bar en la que tras el mostrardor tenían disecadas una gineta y una marta, las únicas que yo he visto en mi vida, supongo que ya hace muchos años que se extinguieron de la zona, igual que se extinguira la vida rural de la parroquía de Roces, para llenarse de toneladas y toneladas de hormigón que "dignificarán la zona".

    ResponderEliminar
  23. Estoy impactada con la noticia y con la foto. Qué luz!!!!!. Y el paisaje, q tengo la suerte de conocer me entusiasma....

    ResponderEliminar
  24. Las autoridades y sus absurdos... deberían ponerlos a analizar los estúpidos NO razonamientos que utilizan para tratar de justificar lo injustificable.
    Lo que menos se quiere es dignificar!
    En todos lados se cuecen habas... que tontería!

    Preciosa foto!

    ResponderEliminar
  25. Dios mío, que mal vamos!
    Juro que no fue con intención pero me has hecho reír de lo lindo a pesar de lo terrible y absurdo que se esta transformando este nuestro mundo.
    Sigo bajando un ratito mas.

    ResponderEliminar
  26. "Aterrizo" por aquí desde el blog de Carolina. Decirte que me gustan tus trabajos y me he detinido en esta foto por que siempre me ha llamado la atención este tipo de paisajes con esa luz puntual y efímera.
    Saludos
    Manuel Arribas.

    ResponderEliminar

Archivo del blog