lunes, 7 de julio de 2008

Lost in translation




Ya hace una semana que regresé a la ciudad tras una estancia más bien breve entre nieblas, bosques, arroyos y garrapatas. El día que volví a pisar las aceras caminaba casi apartando el aire, una melaza agria que penetraba en mí con la aspereza de los escapes y el aliento a cemento de los edificios demolidos. Pero enseguida mis capacidades adaptativas se pusieron en marcha y empecé a traducir
avenidas por torrentes
callejones por senderos
perros por ovejas
semáforos por flores
cláxones por cantos
humos por nieblas
gentes sin oficio por oficios sin gente
miradas huidizas por indagatorias
sicomoros por castaños
escaparates por enredaderas.
Aspiré entonces profundamente el plomo gaseoso de las selvas fósiles y el efecto traslativo se mantuvo como una alucinación de la que aún no he logrado salir del todo.

17 comentarios:

  1. Dos fotos muy adecuadas para tu escrito, no se que fueron primero, aunque creo que casi el escrito, lo que para mi le da aun mas valor a las fotos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Como solo en medio de una civilización extraña que en el fondo no deja de ser otra que la tuya.

    ResponderEliminar
  3. Sin duda necesitas regresar a la naturaleza que visitaste ,no es bueno adaptarse tan rápido, señal que no desconectaste lo suficiente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Interesante, se multiplican los momentos, las palabras, las situaciones y la vida de uno es la misma.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Inventando, inventando...y con la cruda realidad nos vamos dando.
    Veo que de lo prosaico te vienes a poeta.¡Siempre nos quedará Taramundi! ¿O hay un pequeño Taramundi dentro de cada uno de nosotros? Vuelta a la cruda realidad. ¡Ánimo, que todos los infiernos tienen su paraíso! En el día a día también se puede encontrar algo mágico. Además, ya lo sabes.

    ResponderEliminar
  6. yo sigo sin acostumbrarme todavia a las grandes urbes, un mundo artificial, dependiente, sin lugar a dudas las cosas se ven diferente en los pueblos.

    saludos

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué buenas Xuan! La dualidad plasmada en texto e imágenes nos recuerda que al fin y al cabo, el retiro al monte es la vida utópica que nunca sabremos si llevarías a la práctica ¿verdad?...pero es bueno ir, porque ello conlleva el volver ;-)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. que buena idea para ser feliz, traducir lo que no nos gusta en lo que nos agrada, mmmmmmmm
    saludos

    ResponderEliminar
  9. hola xuan como estas?
    que traslado de imagenes !!!!!!! que contraste
    como siempre tus fotos muy buenas !
    un gran abrazo

    ResponderEliminar
  10. ¡Vaya! capacidad de adaptación, tremenda traducción, tu cuerpo no sufrirá Xuan.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Es increíble lo bien que escribes, qué capacidad, me asombras. Muy buenas las comparaciones, me quedo con la vida en el campo.
    Me alegro de que hayas disfrutado, es de lo que se trata. La foto anterior del niño me encantó, qué expresivo y qué alegre parece, es lo que tiene la vida rural, faltan muchas cosas, pero se tienen otras irremplazables.
    Un abrazo, Xuan.

    ResponderEliminar
  12. La vuelta a lo urbano exige más adadtación que la vuelta a lo rural.
    Alucinar es daño colateral.
    Bellas fotos.

    ResponderEliminar
  13. Esa misma sensación he tenido yo cuando regreso de algún lugar que me supera, pero a lo que no he llegado es a poder expresarlo tan bien, ni con imágenes y menos con palabras, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  14. Caro amigo, bela prosa...Excelente fotografía...
    Um abraço

    ResponderEliminar
  15. oye que buena la entrada!! yo tb dudo si escribiste antes de fotografiar o fue al reves, en cualquier caso me parece genial la idea y el resultado. y yo que cuando salgo fuera ansío volver a la jungla de asfalto como un desesperado. jeje en fin cada cual a su hábitat :)

    ResponderEliminar
  16. Envidio tu capacidad de abstracción: yo lo intento a veces y me cuesta conseguirlo, sigo viendo un semáforo...

    Me gusta mucho la bi-foto, o las dos fotos que has encajado tan perfectamente. Me gusta que tus fotos cuenten historias.

    ResponderEliminar

Archivo del blog